MUSEO CATEDRALICIO DIOCESANO

MUSEO CATEDRALICIO DIOCESANO

El actual Museo tuvo su punto de partida en 1761 hasta que en 1954, el Cabildo y el Arzobispado crearon el Museo Catedralicio, con el fin de catalogar y exhibir de una manera más racional y accesible, algunas piezas de destacado valor, de la colección catedralicia. En 1966 se dispuso que el Museo Catedralicio pasara a ser también Museo Diocesano, fundiendo ambas instituciones. Para ello se construyó un edificio nuevo, adosado a la Catedral. En la Sala I se exponen, entre otros, el Retablo de San Dionisio y Santa Margarita, atribuido al Maestro de Cabanyes. También se exponen aquí algunas de las esculturas originales de la Puerta de los Apóstoles; la tabla de San Jaime peregrino, del Maestro de Perea; San Benito, de Jaume Baço, “Jacomart”; la Transfiguración, del Maestro de Bonastre, etc. En la Sala II destacan las siguientes obras: Adoración de los pastores, de Pablo de San Leocadio; la tabla de los Improperios, y la de San Vicente Mártir y San Vicente Ferrer, de Vicente Maçip; una Santa Cena, atribuida a Joan de Joanes; dos cuadros de pequeño formato atribuidos a Goya y dos arcas forradas de cuero repujado del ajuar catedralicio. La Sala III está dedicada a la orfebrería. Son de gran interés dos portapaces, de mediados del s. XVII; la imagen relicario de la Virgen, de principios del s. XV, también de plata dorada. Se exhibe, además, la actual custodia procesional, obra labrada en 1954, por Francisco Pajarón Suay en colaboración con otros orfebres valencianos. 


Direcció

Edificio de la Catedral Pz. de la Reina, s/n
Telf: 963918127