Sant Miquel

“roda, roda, Sant Miquel, tots els àngels van al cel”

Con San Miguel, el verano se nos despide. El Arcángel, muy venerado en nuestras comarcas como capitán de milicias celestiales que combatían pestes, guerras y hambrunas ya olvidadas con su rostro adolescente y guerrero, permanece siempre amenazador con su espada de fuego y las balanzas en las manos. En algunos lugares, hasta dicen que conservan alguna pluma que le cayó de una ala cuando vino al socorro de la población. Celebran fiestas patronales en su honor las localidades de Llíria y Enguera.

Lugar

Llíria, Enguera

Fechas

29 de septiembre