Blog

Rollitos anis

Receta rollitos de anís, dulce valenciano tradicional

Hoy es el último día del año. ¿Aún no sabes qué llevar a la cena de Nochevieja? Nosotros te proponemos que sorprendas al resto de comensales con uno de los dulces valencianos más tradicionales que hay: los rollitos de anís. Se trata de una receta fácil y rápidas de preparar, que gustarán a todo el mundo y que seguro que nuestros amigos y familiares agradecen ya sea como postre o como resopón. Más allá del Fin de Año, los rollitos de anís lo podemos preparar todo el año, y seguro que los más pequeños disfrutan con nosotros haciendo estos deliciosos dulces.

Ingredientes

  • Un vaso de aceite de oliva
  • Un vaso de anís seco (cassalla)
  • Medio vaso de azúcar
  • Harina (la cantidad dependerá de la harina que admita la masa)
  • Azúcar glas
  • También podemos utilizar ralladura de limón

Preparación

Para empezar cogeremos un bol grande y mezclaremos el aceite con el vaso de anís seco, el medio vaso de azúcar y la ralladura del limón. Poco a poco iremos añadiendo a la mezcla toda la harina que admita. Mientras añadimos la harina al bol no dejaremos de remover la mezcla en ningún momento. Al final nos debería quedar una masa homogénea y elástica que pondremos encima de una tabla o una mesa enharinada.

Trabajaremos esta masa hasta que esté en su punto. Entonces, la extendemos con un rodillo de cocina y la dividiremos en porciones más o menos del mismo tamaño. El siguiente paso es dar forma cilíndrica a cada una de estas porciones. Deben ser cilindros largos, que al final cerraremos para que tengan la forma del rollito.

Haremos este proceso trozo a trozo, y a medida que tengamos los rollitos los iremos poniendo en una llanda o una bandeja de horno engrasada. Cuando los tengamos todos, los metemos en el horno a una temperatura media -unos 150ºC-. No los perderemos de vista, ya que cuando estén dorados los sacaremos. El último paso, nada más sacarlos del horno y mientras todavía sigan calientes, será espolvorearlos o rebozarlos con el azúcar glas. Ahora ya solo nos quedará esperar a que se enfríen para poder comerlos.

Para conservarlos, los podemos guardar en un bote de cristal hermético. Nos aguantarán bastantes días sin perder su sabor o su textura. Recuerda que en los últimos días hemos visto otras recetas de Navidad como el Pastel Blanco de Puçol, el Pan de Navidad de Quartell o los pastelitos de boniato.

Más información: Comarca Rural

Foto: Mancomunitat Vall d’Albaida