Blog

Fartons con horchata

Receta de Fartons, complemento ideal de la horchata

Podríamos decir que la horchata es para los valencianos el equivalente a la paella en el mundo de las bebidas. Se trata de una bebida refrescante, ideal para combatir el calor en estos días de verano, para disfrutar después de comer, por la noche o a media tarde en una terraza. Si hay algo que no puede faltar junto a un buen vaso de horchata, son los fartons.

No hay nada mejor que este dulce típico valenciano alargado mojado en un vaso de horchata de Alboraya. ¿Quieres aprender a hacer tus propios fartons? Hoy te enseñamos. Como siempre que hablamos de cocina, lo primero de todo es hacer la lista de la compra con los ingredientes que necesitamos:

  • 100 mililitros de agua
  • 100 mililitros de aceite
  • 50 gramos de levadura
  • 600 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • Dos huevos
  • Un cucharadita de sal
  • Además, para el glaseado necesitaremos azúcar glas.

Ahora que ya sabemos todos los ingredientes que utilizaremos, llega el momento de encerrarnos en la cocina para preparar esta deliciosa y fácil receta.

  1. Lo primero de todo es poner toda la harina dentro de un recipiente. La pondremos en forma de montaña, y en su interior estarán los dos huevos, la levadura disuelta en agua, el azúcar y la sal. Mezclaremos bien todos los ingredientes, y cuando estemos a punto de acabar la mezcla añadiremos los 100 mililitros de aceite.
  2. Con el aceite ya añadido, haremos una bola gigante con la pasta y la dejaremos reposar durante unos 20 minutos o media hora tapándola con un trapo limpio. Transcurrido ese tiempo, la destaparemos y dividiremos la masa unas 30 porciones iguales dejándolas reposar otros 10 minutos más.
  3. Cuando pase el tiempo, estiraremos las porciones una a una hasta darles forma de lámina fina. A continuación, enrollaremos cada lámina en forma de canuto. Al final, cada porción deberá tener forma de rollito y las dejaremos reposar en un sitio cálido, otra vez tapadas con un trapo hasta que doblen su volumen. Más o menos, el tiempo de espera ser de una hora.
  4. Después de que doblen su volumen, lo pondremos unos 10 o 15 minutos en el horno y luego los dejaremos enfriar en la parrilla.
  5. Cuando están tibios, es la hora del glaseado. Haremos una mezcla con 100 gramos de azúcar glas y dos cucharadas de agua muy caliente y los pintaremos. Cuando ya estén fríos, los espolvorearemos por encima con el azúcar glas que nos haya sobrado; y ya podremos disfrutar de nuestra creación.

Vía: Hortainformaicó

Foto: Heather Cowper