Blog

Ruta Monastrell

III Ruta de la Tapa y el Monastrell en Sagunto ¡Disfrútala!

Por tercer año consecutivo, los restauradores del casco histórico de Sagunto han organizado la Ruta de la Tapa y el Monastrell, la excusa perfecta para acercarnos hasta el corazón de la histórica ciudad del Camp de Morvedre para disfrutar de sus tapas y vinos mientras recorremos los lugares más destacados de Sagunto. Esta actividad viene celebrándose cada fin de semana desde el pasado 7 de noviembre, y solo podremos disfrutar de dos fines de semana más, el de este puente y el 12 al 14 de diciembre.

Seis bares y restaurantes de Sagunto se han unido a esta promoción, que por solo 2’50 euros nos permitirá degustar una tapa y una copa de vino de cepa Monastrell. Son A Cualquier Otra Parte, L’Armeler, La Taverna de la Serp, Le Fou, el Mesón Casa Felipe y Palau del Duc. Cada uno tiene su propio horario en el que se ofrecen la tapa y la copa de vino, y algunos incluso la ofrecen de jueves a domingo, así que antes os recomendamos que os informéis sobre los horarios de cada uno.

Podemos aprovechar la Ruta de la Tapa y quedarnos en el casco histórico de Sagunto después de **visitar la Judería de Sagunto mañana por la noche**. Se trata de un recorrido único por la judería mejor conservada de nuestro país, con el añadido que se trata de una visita nocturna llena de sorpresas que nos permitirá conocer uno de los lugares más desconocidos de la ciudad.

La uva Monastrell

Los vinos de cepa Monastrell son los que utilizan esta variedad de uvas de origen saguntino. En todo el mundo son conocidos con su nombre francés, Mourvedre, que procede de Morvedre, el nombre histórico de Sagunto y el actual de su comarca. La relación de esta variedad de uva con Sagunto es evidente, aunque se cultiva en todo el mundo. Necesita un clima cálido como el Mediterráneo para madurar, y aunque en España solo se cultiva en el este y sureste es la segunda variedad con mayor producción.

Según la zona de donde proceda ese vino, tendrá un sabor más silvestre o a madera, con suaves toques de zarzamora. En los años más calurosos, la uva Monastrell de unos vinos con mucha graduación y un elevado nivel de tanino; y es capaz de crear vinos de mesa con una elevada finura. Antes también se utilizaba para el Fondillón, un vino de reyes que necesita más de 20 años de crianza, motivo por el cual su producción prácticamente se ha reducido a 0 en todo el mundo salvo en algún municipio de Alicante.

Más información y foto: Comunitat Valenciana