Blog

Palau Mila i Arago, Albaida

Visita el Palau Marquesal dels Milà i Aragó tras su reapertura

Siempre nos alegramos de la reapertura de grandes monumentos o edificios valencianos que han estado cerrados durante un tiempo para su restauración o conservación, pero nuestra alegría por la reapertura del Palau Marquesal dels Milà i Aragó de Albaida es mayor debido a las razones que provocaron su cierre: un incendio en 2008. Ahora, el lugar más emblemático de Albaida ha vuelto a abrir sus puertas.

En realidad, nunca llegó a cerrarlas ya que la oficina de turismo ha seguido en el Palau Marquesal, igual que el Museo Internacional de Títeres de Albaida, uno de los museos más raros que hay en Valencia. En él encontraremos las mejores muestras de marionetas, desde las más antiguas que sirvieron para impulsar el género hasta los sets de plastilina que dan vida a las series audiovisuales de hoy en día.

El Palau Marquesal dels Milà i Aragó se construyó entre 1471 y 1477. Se sospecha que en su ubicación se levantaba el palacio del señor de Albaida, que decidió edificar el actual. Se trata de un edificio de 77 metros de largo, con una torre en cada extremo y otra en el centro, que se amplió primero en el siglo XVI y más tarde durante el XVII.

La base del edificio son los materiales pobres como tapial y mampostería, aunque para las reformas de los siglos posteriores se utilizaron sillares y ladrillos. Fruto de esta combinación de materiales y reformas encontramos una mezcla de estilos rústico, gótico, renacentista o barroco. En la planta noble del Palacio hay una puerta que unía el dormitorio del señor con un palco de la Iglesia de Santa María.

Dentro del edifico llama la atención que se diferenciase entre salas de invierno y de verano, por lo que la decoración, del siglo XVIII, cambia radicalmente de una estancia a otra. Ya en el exterior destacan los tres escudos señoriales tallados en piedra. Bajo el balcón de la torre de poniente está el más antiguo, un escudo de armas de la familia Milà del siglo XVI; y en la parte del siglo XVII aparece otro bajo un reloj de sol con las armas de Cristóbal II.

También hay un escudo muy parecido en las pinturas de la sala del Trono, una de las que no debemos perdernos, junto a la de la Música, la del Cristo, la Blanca o la sala y el dormitorio del Marqués. En el patio de armas hay otro escudo en el que encontramos una gran cantidad de armas, mientras que en la puerta lateral de la iglesia hay otro escudo de la familia, en este caso también de Cristóbal II.

Más información: Ayuntamiento de Albaida

Foto: joanbanjo en Wikipedia