Blog

Volta en carro

Vinalesa y su Volta en Carro a la Mancomunitat

¿Se imagina una caravana de carros recorriendo nuestras carreteras? Parece una imagen de otra época o de otras culturas como los ‘amish‘ estadounidenses, pero es lo que nos encontramos el pasado 4 de mayo en Vinalesa y sus alrededores, ya que se celebró la Volta en Carro a la Mancomunitat del Carraixet, en la comarca de l’Horta Nord, la cual llegaba a su décima edición.

Como siempre, la Volta en Carro a la Mancomunitat del Carraixet estuvo organizada por los Festers de San Antoni de Vinalesa. La hora de quedada de los participantes y sus carros fue las 9:30 h., aunque antes de empezar la vuelta en carro había que prepararse para el paseo, y que mejor manera de hacerlo que almorzando todos juntos en la calle del Terset de esta localidad de l’Horta Nord.

Una vez listos y con las pilas cargadas, sobre las 10:30 comenzaron a desfilar los carros que participaron en una jornada que se está abriendo un hueco entre las tradiciones de la comarca. Los participantes recorrieron las localidades vecinas a Vinalesa, como Alfara del Patriarca, Bonrepòs i Mirambell, Foios o Tavernes Blanques; siempre bordeando el Barranco del Carraixet.

Igual que en ediciones anteriores, el paseo por la Mancomunitat del Carraixet se prolongó durante tres horas, en las que el buen tiempo acompañó; algo que sin duda contribuye a hacer la cita mucho más relajante y placentera a participantes, caballos y público. Alrededor de las 13:30 h. los carros volvieron a Vinalesa, donde acabó el recorrido y recibieron un detalle en el que se les agradecía su asistencia ala X Volta en Carro a la Mancomunitat.

El carro valenciano fue uno de los grandes protagonistas de la huerta valenciana durante muchos años, pero el progresivo abandono del campo y la modernización agrícola redujeron su uso hasta convertirlo prácticamente en una anécdota. Sin embargo, en localidades de l’Horta, La Ribera, La Safor o La Costera todavía se mantiene viva la pasión por estos carros y las caballerías de tiro, aunque su uso se limita a exhibiciones o citas festivas como esta ‘Volta en Carro a la Mancomunitat’.

Siempre pintados con los tradicionales colores rojo bermellón, azul marino y negro; el haya y el pino son las maderas más utilizadas para los carros. Sin embargo, los radios de las ruedas son de carrasca, y para sus cubos se empleaba el algarrobo. El haya también se empleaba en las barras de tiro, reforzadas con hierro. Todo el proceso se hacía manualmente; sin embargo esta es una de las muchas profesiones perdidas, y solo quedan algunos expertos capaces de restaurar los viejos carros valencianos.

Vídeo: Youtube