Blog

falleras batalla de las flores

Valencia vive la tradicional "batalla de las flores"

Cuando llega el mes de julio la actividad en la ciudad de Valencia no se detiene pese a la llegada del verano. El turismo de sol y playa convive con una amplia oferta cultural puesta en marcha por el Ayuntamiento de Valencia. Tanto es así que aquellos que se decidan a pasar el mes en la ciudad tendrán a su disposición alternativas de ocio muy diversas. Un ejemplo es la llamada Feria de Julio, que viene celebrándose desde 1871 y que cuenta con una programación donde tiene cabida la música, los toros, la gastronomía y diversos eventos religiosos.

Pero si hay una cita durante la Feria de Julio que puede ser considerada imprescindible esa es la “Batalla de las Flores”. Esta tradicional fiesta floral es una de las más bellas y tradicionales fiestas de la provincia de Valencia, aquella que da por concluida la feria. El acontecimiento tiene lugar el último domingo de Julio desde 1891, y es uno de los preferidos por los valencianos dada su gran espectacularidad y colorido. El broche de oro a un mes de celebraciones tiene lugar cada año en el Paseo de la Alameda, donde se produce una batalla floral entre los asistentes al acto y los florales, montados en sus carrozas.

Esta lluvia de claveles tiene un preámbulo que se inicia con el desfile de la Caballería de Gala de la Policía Local, que posteriormente da paso a las carrozas decoradas de flores y ocupadas por las falleras. Una vez se ha realizado el desfile y se han entregado los correspondientes premios, comienza el bello conflicto. Durante una hora los asistentes lanzarán una gran cantidad de claveles que, al caer, dejarán el suelo repleto de un maravilloso tapiz que se prolonga a los pies del camino que siguen las carrozas.

Durante el mes de julio se realizan a lo largo y ancho de Valencia un sinfín de actividades para todos los públicos que incluyen bailes tradicionales, danzas y teatros, conciertos, exposiciones y mercados medievales, fuegos artificiales y, cómo no, desfiles como el que os acabamos de describir. Un evento muy especial que acoge a cientos de personas cada año y, sin duda, una oportunidad para conocer una de las tradiciones más arraigadas de la ciudad del Turia.