Blog

Albufera de Anna

Una jornada familiar en la Albufera de Anna

Si decimos la palabra ‘albufera’, inmediatamente nos viene a la mente el conocido Parque Natural de la Albufera de Valencia. Sin embargo, si viajamos al interior de la provincia y nos acercamos hasta el pueblo de Anna descubriremos su propia albufera, el lugar más turístico de esta localidad situada en la comarca de La Canal de Navarrés.

Se trata de una amplia zona que encontraremos a tan sólo 1 kilómetro del centro de Anna. Está rodeada de montaña, repleta de vegetación, lagos de agua dulce y llena de rincones idílicos. Recibe más de 75.000 visitas al año que acuden a pasar el día en un lugar perfectamente acondicionado para toda la familia, con bares, merenderos, columpios para los niños, una piscina, alquiler de barcas, senderos para pasear guiados por el agua…

El elemento que más os llamará la atención será una cascada que desciende por la montaña hasta unirse con una piscina natural de aguas frescas y transparentes en las que podréis disfrutar de un agradable baño. Diferentes manantiales, los llamados ‘ojales’, llevan su agua hasta este lago de la Albufera de Anna donde, si te fijas, verás cómo algunos brotan desde el mismo fondo, proporcionando un bonito espectáculo acuático que encantará a niños y mayores. Su rica fauna y flora dan lugar a un auténtico ecosistema natural repartido por todo el parque.

Una espesa vegetación autóctona de sauces llorones, chopos, olmos, álamos, eucaliptos y plataneros, además de arbustos y plantas aromáticas como el romero, tomillo o lavanda despiertan nuestros sentidos, tanto por la vista como por los aromas que desprende. En el centro sobresale el ‘Merendero’, un promontorio en el que vive una fauna avícola formada con garzas, patos salvajes y ocas, las cuales están acompañadas por especies acuáticas de barbos y truchas. Si os gusta la pesca podéis acercaros los días no festivos, de lunes a viernes, hasta aquí y disfrutar de un entorno tan diferente como atractivo.

No os preocupéis por las calurosas jornadas de este verano, pues la vegetación que os acabamos de describir proporciona una agradable sombra a cualquier hora. Muchos visitantes acuden de ‘picnic’, una práctica muy popular en la Albufera de Anna para la cual dispondréis de mesas y sillas de piedra, aunque siempre es un buen consejo llevar un par de ellas en el coche por si acaso. En cambio, si lo del ‘picnic’ no es lo tuyo, te animamos a que saborees los platos más típicos de esta región en los restaurantes y chiringuitos de madera del lago. También puedes alojarte en una de sus muchas  casas rurales de la zona.

Si quieres contactar con el área de información y turismo lo puedes hacer en los teléfonos 96 221 10 43 o en el 616 551 877.