Blog

puebla de san miguel

Senderismo por el Alto de las Barracas

El Alto de las Barracas, también conocido como el Cerro Calderón, se considera el “techo” de la Comunidad Valenciana dada su elevación de 1.837 metros sobre el nivel del mar. De hecho, y pese a que el Penyagolosa siga siendo el pico más conocido, lo cierto es que la cima del Alto de las Barracas llega a elevarse unos 20 metros por encima suyo. Encontraremos este cerro en la comarca del Rincón de Ademuz, dentro de la provincia de Valencia, integrado en la cordillera de Javalambre. Se trata, por lo tanto, de un excelente lugar para dar rienda suelta a nuestra afición por el senderismo, siento un terreno apropiado para todos aquellos que ya cuenten con algo de experiencia en este tipo de actividades.

La ruta que escogeremos para visitar el Alto de las Barracas es la PRV 131.8, un recorrido circular que parte de la Puebla de San Miguel pasando por distintos enclaves desde donde contemplar unas vistas de infarto de todo el paraje. La Ruta del Alto de Las Barracas parte, como hemos dicho, de la Puebla de San Miguel, para posteriormente dirigirnos dirección Mas del Olmo, pasando por la Ermita de San Roque y cogiendo una pista en sentido ascendente. La parte más dura de toda la ruta comenzará cuando iniciemos el ascenso a través de la Senda del Vizco. Seguimos hacia Collado del Buey y tomamos un desvío que indica Calderón, llegando a cruzar el Barranco de la Hoz. Tras pasar el Barranco de la Casica será el momento de tomar el Camino de la Ballbuena hasta las Sabinas Milenarias, un espectacular grupo de sabinas de más de ocho siglos de antigüedad. La Fuente del Javandal y en Barranco del Chorro son los siguientes puntos decisivos antes de volver de nuevo a la Puebla de San Miguel, donde finaliza nuestro recorrido.

Se trata de una ruta que podremos hacer siempre y cuando nos encontramos en un buen estado físico, pues se trata de un camino que se caracteriza por sus pronunciados desniveles. No obstante, la compensación a esas horas de ruta nos llega en forma de paisajes ciertamente espectaculares y una vegetación muy rica, donde podremos contemplar infinidad de sabinas, albares, enebros y pinos silvestres. Por otro lado, destacan también las hierbas aromáticas, que siempre nos pueden venir bien para surtir nuestra despensa.

Si te decides a emprender la ruta de senderismo por el Alto de las Barracas debes tener en cuenta que, en ciertos tramos, el viento suele soplar con fuerza. Por lo tanto, y sobre todo si acudes en invierno, no olvides abrigarte convenientemente. Pon a prueba tu forma física y conoce uno de los lugares naturales más salvajes de la provincia de Valencia. ¡No te defraudará!

Foto / Valencia Terra i Mar