Blog

Ruta de los pueblos del río Albaida

Hoy os proponemos visitar la siempre espectacular comarca de la Vall d’Albaida de una forma muy peculiar: siguiendo el curso de sus ríos, el Albaida y el Clariano. Empezamos en Montaverner, donde ambos ríos se unen en la famosa Font del Quatre Xorros. Desde ahí parte la ruta del sendero del río Albaida y Clariano de Montaverner, un recorrido de gran valor ambiental lleno de fuentes en las que refrescarnos.

Tras recorrer el sendero vamos por la N-340 hasta Alfarrassí, donde no podemos perdernos el paraje de la Venta, a los pies del río Albaida, con una alberca rehabilitada hace poco y una zona recreativa al aire libre. Podemos aprovechar esta zona para almorzar o comer después de visitar el casco histórico de la localidad, donde no debemos perdernos la Iglesia de San Jerónimo o la Ermita del Cristo de la Agonía, ambas del siglo XVIII.

Seguimos nuestro recorrido por Benisuera, una de esas localidades donde lo mejor que podemos hacer es dejarnos perder por su casco antiguo y acercarnos hasta el borde del río para disfrutar de las vistas. Si tenemos tiempo, podemos visitar el Palacio de los Bellvís, también conocido como de los Vizcondes de Sant Germà. Seguiremos a pie hasta Sepere, observando por el camino el embalse de Bellús.

Cuando lleguemos a Sempere estaremos en el pueblo con menos habitantes de la provincia de Valencia. Solo 40 personas viven es lo que durante la época musulmana fue una alquería. Siguiendo nuestra ruta por los ríos de la comarca, debemos acercarnos al mirador para descubrir nuevas vistas del embalse de Bellús; además de pasear por este pueblecito donde destacan el “caserón” y su bodega.

Nuestra penúltima parada es Guadasséquies, un pueblo que sufrió una gran transformación cuando se construyó el embalse de Bellús en 1995. Cerca del río hay una gran zona recreativa, con paelleros, mesas y bancos e incluso aparatos de gimnasia al aire libre en los que disfrutar de la naturaleza. En el capítulo monumentos, no podemos perdernos la Iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza.

Acabamos en Bellús, pero antes de llegar al municipio nos detendremos en las ruinas del antiguo Balneario de Bellús, que data del siglo XVIII. En su época tuvo un gran éxito, aunque entró en crisis a mediados del siglo XX y sus propietarios lo derribaron, dejando los restos abandonados. Eso si, podemos disfrutar de la pineda y las vistas. Ya en Bellús debemos seguir l’Estret de les Aigües para llegar a la famosa Cova de la Petxina.

Más información: Turismo Vall d’Albaida

Foto: Yui K en Wikipedia