Blog

Fuente

Relájate en Tavernes en el entorno natural del 'Clot de la Font'

Ya sabéis que Tavernes de la Valldigna posee una agradable playa familiar en la que tumbarnos al sol o relajarnos dando un tranquilo paseo ahora que los turistas ya han marchado. Sin embargo, una característica de este municipio es que también nos ofrece buenas montañas donde desconectar rodeados de naturaleza. Hoy os presentaremos uno rincón muy frecuentado por sus habitantes y los vecinos de la zona: el Clot de la Font.

Desde el sur de Tavernes sale un camino que se adentra entre campos de naranjos (el principal cultivo de la zona) ofreciendo una bonita vista, pues ahora empiezan a llenarse de este fruto tan valenciano. Poco a poco la senda os irá adentrando en la falda de la montaña Ombria, caminaréis rodeados de árboles y respiraréis aire puro. Después de una pequeña bajada descubriréis a vuestros pies el acogedor entorno natural del Clot de la Font, en el centro del cual encontraréis una enorme fuente blanca con una balsa en el fondo. Antiguamente era un manantial del que brollaba abundante agua y era también el lugar de ocio para pasar un día agradable con la familia y los amigos, una tradición que hace de este sitio uno de los lugares más emblemáticos de la localidad.

La cercanía de este paraje al núcleo urbano hace que rápidamente podáis llegar hasta él cuando busquéis el relax, desconectar de la rutina y estar en contacto con la naturaleza. Además de este punto salen sendas que os mostrarán el entorno. Por ejemplo, la PR-V51 pasa por el Clot de la Font y también por las fuentes de alrededor, como la Font del Cirer y la Fontarda, a las que os podéis acercar con total tranquilidad. Antes de llegar hasta aquí también pasa por Tavernes de la Valldigna, Montdúver, La Drova y Barx, entre otros puntos, por si os encontráis un día con fuerzas y os apetece hacer esta ruta.

Como curiosidad, os contaremos que a principios de julio se celebra el Dia de la Sang, una fiesta religiosa en la que los vecinos acuden a este rincón de la Ombria para merendar y disfrutar de la tarde en la montaña después de la misa. Es lo que se conoce como el ‘porrat del Clot de la Font’. Es tradición comer frutos secos o preparar una de las recetas dulces más arraigadas de la zona: la Coca Cristina o ‘coca d’ametló’. Otro acogedor lugar para desconectar y relajarte en plena naturaleza es la colina donde se encuentra la ermita de Sant Llorenç. Ahora ya conocéis 2 nuevos rincones que te ayudarán a olvidar la rutina y, además, cerca del núcleo urbano de Tavernes, para que tengáis a mano todas las comodidades.

Más información / València, Terra i Mar

Foto / Pichardino