Blog

Receta coquetes

Receta Coquetes de Sagí, punto dulce de la gastronomía en Valencia

Ya os hemos hablado en otra ocasión de estas delicias que forman parte del repertorio más dulce de la gastronomía valenciana, especialmente en lo que se refiere a los dulces navideños. Y ahora es momento de detenernos para conocer su receta y aprender cómo elaborarlas.

Según el blog ‘La Libreta de Recetas’, vamos a necesitar 1 kilogramo de manteca de cerdo (‘sagí’ en valenciano), 1 kg de azúcar, cáscara de limón, medio litro de aceite de oliva, 6 huevos, harina y barquillos finos. Como veis se trata de ingredientes naturales y fáciles de conseguir en el supermercado. ¡Vamos a comprobar si la receta es igual de sencilla!

El primer paso es sacar la manteca del frigorífico unas horas antes a ponernos el delantal para que se ablande y podamos trabajar con ella cómodamente. A continuación debemos pasar el azúcar por el molinillo y añadirle corteza de limón rayada muy fina. Otra opción es comprar el denominado azúcar glas o glasé, aunque ya que nos hemos puesto manos a la obra pues lo hacemos al modo tradicional, siempre que podamos, ¿no creéis?

Nos disponemos a levantar las claras de huevo al punto de nieve –sin llegar a estar demasiado duras- y le añadimos la mezcla anterior de azúcar y limón más la manteca de cerdo. Cuando haya quedado todo homogéneo formaremos con la masa resultante bolas de unos 200 gramos aproximadamente cada una, las aplanaremos con nuestras propias manos y las colocaremos sobre los barquillos en forma de ‘coques’. El grosor aproximado es de un dedo y un consejo es que tengáis en cuenta que hay que prensarlas lo suficiente porque la masa tiene tendencia a agrietarse y de esta forma evitaremos excesivas roturas. Una vez ya tenemos todas las bolas dispuestas pasaremos a pintarlas con clara batida, para espolvorearles a continuación una mezcla de azúcar y canela que le dará el toque perfecto de presentación y también de sabor.

Ya por último las introducimos al horno a una temperatura de 225º durante 15 minutos aproximadamente. Sólo queda esperar y degustarlas sentados a la mesa con motivo de una celebración especial o, por qué no, un día cualquiera. ¡Os encantarán!

Vía / Blog La Libreta de Recetas

Foto / Mel B.