Blog

Vistas Ayora

Qué visitar en Ayora

Aunque la vecina Cofrentes, con su famoso balneario, puede que le quite protagonismo, no podemos irnos del Valle de Ayora sin visitar Ayora, la capital de la comarca. Antes de empezar nuestro recorrido, os recomendamos que visitéis Google Play o la APP Store y os descarguéis la aplicación de turismo de Ayora -totalmente gratuita- con la que podréis conocer más a fondo los lugares de la ciudad por los que pasaréis, además de aspectos históricos, sus tradiciones, la oferta de ocio que tiene, etc.

Monumentos

Empezamos nuestro recorrido en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se empezó a construir en 1508 y, tras varios paréntesis en sus obras, se culminó en 1628 aunque desde 1577 está abierta al culto. El elemento más destacado es la fachada manierista, donde apreciamos la influencia herreriana. Tampoco podemos perdernos la Iglesia de Santa María la Mayor, también conocida como la ermita de San Blas. Es el edificio más antiguo de la ciudad (data de la reconquista, en el siglo XIII) y está en la parte baja del Castillo.

Y ya que estamos en la Ermita de San Blas, aprovechamos para visitar el Castillo de Ayora, que también data de la Reconquista, cuando se levantó sobre una construcción árabe previa. Durante la Guerra de Sucesión las tropas borbónicas lo destruyeron, aunque a día de hoy aún podemos contemplar la torre del homenaje, la falsa puerta construida en el siglo XVI por orden de la Marquesa del Zenete, las ruinas de sus murallas o una serie de lienzos y fosos.

Otra ermita que podemos visitar es la de San José. Llegamos a ella por la calle San José, la típica calle empedrada y cuesta arriba que nos regalará unas vistas espectaculares de Ayora cuando lleguemos a la ermita. Finalmente, destacaremos la Cruz de San Antón, a las afueras del municipio en la carretera de Almansa. Es una cruz gótica sobre una columna de piedra de más de dos metros, protegida por un edificio cuadrado y un tejado a cuatro aguas que se sostiene sobre cuatro columnas.

Los antepasados de Ayora

Los amantes de la historia seguro que disfrutan en Ayora. En 1911 se descubrió el abrigo de la Tortosilla, las primeras pinturas rupestres encontradas en la Comunitat Valenciana. Se trata de escenas de caza, guerra, maternidad y muerte que, con el paso de los años, se han englobado en el Arte Rupestre Levantino. Eso si, para visitar le abrigo hay que comunicárselo antes a la oficina de turismo (en la Casa de la Cultura -calle San Francisco- o en el 96 18 906 58).

A unos 20 kilómetros del casco urbano de Ayora nos encontramos con el Poblado Íbero de Castellar de Meca. Estamos ante unos de los resto de la Edad del Bronce más espectaculares que podemos encontrar en toda España: una ciudad tallada en roca construida alrededor del siglo VIII a.C., pero que no fue hasta el siglo III a.C. cuando vivió su época de máximo apogeo. Otro de los aspectos más llamativos del poblado es su extensión, que supera las 10 hectáreas.

El elevado grado de desarrollo de los íberos que ocuparon Ayora se refleja en la compleja red de recogida de aguas, en la que destacan los canalillos y más de un centenar de aljibes tallados en la propia roca. También tuvo un importante sistema defensivo con murallas y torres que no impidieron la llegada de los romanos. Las casas también estaban excavadas en la roca. Si queréis visitar Castellar de Meca, el poblado íbero abre los domingos por la mañana de 9 a 14 horas.

Castellar de la meca

Rutas en Ayora

Seguro que a estas alturas de nuestra visita a Ayora nos ha llamado la atención una línea roja pintada en el suelo de algunas de sus calles. Se trata de la Ruta del Hilo Rojo, un sorprendente proyecto turístico que quiere dar a conocer el municipio. Solo hay que seguir la línea roja para llegar hasta los puntos más emblemáticos de Ayora, y además hay una audioguía desde la que diferentes personajes nos hablan sobre los lugares por donde pasamos.

Más convencionales son el resto de rutas que podemos hacer, como la de las ermitas, que une las seis ermitas y las dos iglesias que hay en el municipio, o las que recorren los alrededores de Ayora, en plena naturaleza. Por ejemplo, en el Paraje Natural de la Hunde podemos coronar el Pico Palomea, que con sus 1.258 metros de altitud es el techo del Valle de Ayora; y en una de sus caras, alrededor de la cota de 1.000 metros, nos encontraremos con la cueva negra.

Al este del municipio está la Sierra de Ayora, unas 20.000 hectáreas en torno a los 1.000 metros de altitud desde las que se dominan toda la comarca y la vecina Canal de Navarrés. Allí podemos seguir el trazado de la Cañada Real de Tortolilla o de Andalucía, que unía el sur de España con la ribera valenciana, donde el ganado pasaba el invierno.

Más información: Ayuntamiento de Ayora

Fotos: Turismo de AyoraManel