Blog

Port Saplaya: La Venecia valenciana

Ubicado en el municipio de Alboraya, Port Saplaya es uno de los lugares más peculiares de toda la provincia de Valencia dado su original diseño urbanístico. Muchos lo conocen como ‘la Venecia valenciana’ y es que esta villa marinera cuenta con un puerto interior que genera varios canales, de forma que los residentes pueden estacionar sus embarcaciones en la misma puerta de sus casas.

Sin duda, es un lugar único en esta región que permite al visitante trasladarse hasta el entorno italiano más gondolero, pero sin la necesidad de tomar un avión porque está a sólo 5 minutos de la ciudad de Valencia. Uno de los principales atractivos de Port Saplaya es la pesca. Cientos de personas acuden diariamente a su costa para lanzar la caña e invertir prácticamente todo el día en esta tradicional actividad acompañados por el magnífico clima mediterráneo. Además, y gracias a su puerto deportivo, los residentes y turistas tienen la oportunidad de aprender y disfrutar de diversos deportes acuáticos, como la vela o el windsurf.

Port Saplaya también podría ser denominada la ‘ciudad del color’ ya que su estructura está definida por residencias de baja altura pintadas de distintas tonalidades. un crisol de colores que les aportan un encanto único. Todo ello unido a un interior residencial con locales que te permitirán veladas inolvidables a pie de puerto.

Pero esta villa no solo es escogida por veraneantes en busca de relajación y descanso temporal, sino que muchos vecinos de municipios colindantes eligen esta playa por sus ventajas.

La principal es que la zona cuenta con dos playas, la Norte y la Sur, ambas tranquilas, recogidas e íntimas, unos valores añadidos de gran atracción para sus visitantes. Si buscas pasar un día en familia o con amigos tomando el sol tranquilamente estas playas son ideales para ello.  Si además quieres combinarlo con algo de ocio activo, debes tener en cuenta que colinda con la vecina playa de la Patacona, lugar de peregrinaje de los amantes de los patines, donde podrás deslizarte al compás de la brisa marina.

Otra de sus virtudes es su centro comercial cercano ya que, por un lado, facilita el aparcamiento puesto que este centro cuenta con un amplio parking gratuito. Y por otra parte, la zona de comercios dispone de económicos establecimientos de alimentación y restauración, así como de ocio.

Déjate embaucar por el romántico ambiente veneciano y piérdete en este rinconcito marinero.

Foto / Gabriel Villena