Blog

Chorradores Otonel

Piscinas naturales: los mejores lugares para refrescarte en verano

La playa para el verano y la montaña para el invierno. Quien piense de esta forma es porque todavía no conoce la comarca valenciana del Valle de Ayora-Cofrentes. Unos increíbles paisajes abruptos nos invitan a quedarnos el día entero disfrutando de la naturaleza, mientras que sus piscinas naturales de agua dulce nos harán olvidar la arena y las olas, al menos por momentos. Ríos, temperaturas agradables, sombras en las que refugiarse y mucho encanto. Os destacamos algunos de estos bellos rincones para que conozcáis mejor la diversidad paisajística de la provincia.

La charca del río Arriba

Del encuentro de este río con el municipio de Jalance nace un privilegiado entorno donde las pinadas nos aseguran una buena sombra y las charcas un baño único de lo más refrescante. Los vecinos de esta localidad conocen bien este enclave de aguas cristalinas ya que suelen acudir cuando empieza el calor.

Los Chorradores de Otonel

En el barranco de Otonel se dan todas las condiciones para que disfrutes de tu visita: una sorprendente cascada forma un lago de agua dulce en el que te podrás bañar en plena naturaleza y rodeado de montañas. Sus aguas están frías incluso en verano, pero después del primer contacto agradecerás su temperatura para refrescarte. A este encantador rincón podréis acceder desde la aldea de Otonel si tomáis el antiguo camino que conduce al embalse del Naranjero.

Los Charcos del Ral

Con este nombre se conoce el paisaje con que nos regala la naturaleza en la rambla del Ral -o del Real-. Se trata de un lugar realmente único por las características geológicas que lo forman: un conjunto de charcos o pozas enclavadas entre grandes rocas que han adquirido con el paso del tiempo peculiares formas debido a la erosión.

El Corbinet

Al barranco de la Barbulla se llega de forma muy fácil tomando un camino asfaltado cerca del pueblo de Cortes de Pallás: El Corbinet. El entorno es realmente espectacular y podremos disfrutar de una pequeña cascada o salto de agua que cae formando un lago en el que bañarnos. Además, el lugar está perfectamente acondicionado para un día de ‘picnic’, pues dispone de un área recreativa con mesas, bancos y paelleros donde sentarnos a comer. Esta zona se encuentra resguardada dentro de una cavidad natural, algo que hará la estancia todavía más acogedora.

Encontraréis más información y otros parajes naturales de la zona en la página web turística del Valle de Ayora-Cofrentes.

Fotos: GeoVehrka