Blog

Lonja de la seda

Patrimonio de la Humanidad en Valencia

En 1972, la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de Naciones Unidas (la UNESCO) aprobó su plan de protección para el Patrimonio de la Humanidad o Patrimonio Mundial. Se trata de una iniciativa para proteger bienes culturales o naturales, que tras su actualización del pasado mes de junio contaba con 1.007 bienes. De estos 1.007 bienes, tres los encontramos en la provincia de Valencia, y otros se extienden mucho más allá. ¿Quieres conocer el Patrimonio de la Humanidad de Valencia?

La Lonja de la Seda de Valencia

Empezamos en el corazón de Valencia, donde la Lonja de la Seda tuvo el honor de convertirse en el primer monumento valenciano declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1996. Situada frente al Mercado Central, la Lonja, también conocida como Lonja de los Mercaderes, es uno de los mejores ejemplos del gótico civil europeo. Detrás de este espectacular edificio de planta rectangular está el valenciano Pere Compte, maestro en el arte de trabajar la piedra. Sus obras comenzaron en 1492.

Ya desde finales del siglo XIII la antigua lonja se había quedado pequeña ante el gran desarrollo económico de la Valencia de la época; pero no fue hasta 1469 cuando se decidió construir una nueva lonja. Tuvieron que pasar más de 20 años hasta que se pusiera la primera piedra, pero como vemos cada vez que pasamos por la Lonja actual la espera valió la pena. Ocupa unos 1.990 metros cuadrados y está dividido en tres cuerpos que se diferencian fácilmente. Además, tiene un jardín, el patio de naranjos.

Destaca por encima de todo el Salón Columnario, la antigua Sala de Contratación, dividida a su vez en tres naves longitudinales y cinco transversales a partir de las ocho columnas que soportan las bóvedas. Con una altura de 17’40 metros, las columnas ofrecen una sensación de monumentalidad extraordinaria. En esta sala estaba la Taula de Canvis de 1407, famosa tanto por su solvencia como por su solvencia como por la gran cantidad de operaciones bancarias que se hicieron en ella. Ahora está en el Archivo Municipal de la ciudad.

Tampoco nos dejará indiferentes el Torreón, el segundo cuerpo del edificio, ni la planta baja donde se encontraba la capilla dedicada a la Inmaculada Concepción. Además de su función económica, la Lonja de la Seda también servía para castigar a los mercaderes morosos ya que en los dos pisos de arriba había una cárcel para ellos. Además de Patrimonio de la Humanidad, la Lonja fue declarada Monumento Histórico Artístico de carácter nacional por el gobierno de la II República en junio de 1931.

El Tribunal de las Aguas

Todo aquel que haya pasado por la Plaza de la Virgen de Valencia un jueves a eso de las 12 del mediodía se habrá encontrado con una multitud congregada en la Puerta de los Apóstoles de la Catedral. Este es el lugar desde hace más de mil años se reúne el Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia, más conocido como Tribunal de las Aguas, que es la institución judicial más antigua de toda Europa.

Su origen lo encontramos en la época musulmana, y tras la Reconquista el rey Jaume I decidió mantener este mecanismo de justicia. Lo conforman ocho agricultores que representan a cada una de las comunidades de regantes de valencia, los síndics. Cada comunidad elige cada dos años a su síndic, que luce la tradicional blusa negra y se sientan en círculo ante la multitud expectante.

Tribunal de las Aguas Valencia

La justicia de imparte de forma oral y en valenciano, y las decisiones de este tribunal son inapelables. Se trata de un mecanismo eficaz, y la administración del agua o la estructura del riego siempre han sido el motivo principal de sus resoluciones. Una de las características que le ha dado más repercusión en todo el mundo al Tribunal de las Aguas es que los propios agricultores afectados participan en él.

El Tribunal de las Aguas es la única estructura legislativa que queda en vigor de las que introdujo en el siglo XIII el rey Jaume I, y precisamente este carácter histórico y eficaz es lo que quiso reconocer la UNESCO cuando en 2009 lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El reconocimiento no le llegó en solitario, ya que junto al valenciano se incluyó el Consejo de los Hombres Buenos de la Huerta de Murcia, un tribunal muy similar.

Si queréis acudir a una de estas impresionantes sesiones del Tribunal de las Aguas, solo tenéis que estar a las 12 en la Plaza de la Virgen, aunque os recomendamos que vayáis con tiempo para coger buen sitio ya que hay una gran multitud de espectadores. La sesión empieza cuando las campanas del Micalet marcan las 12 en punto. Si el jueves es festivo, el Tribunal se reúne los miércoles.

Las fiestas de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí

Dejamos Valencia y nos vamos a Algemesí. En esta localidad de la Ribera Alta se celebran las fiestas de la Mare de Déu de la Salut el 7 y 8 de septiembre, que en 2011 se convirtieron en la última aportación valenciana a la lista de Patrimonio de la Humanidad. La UNESCO la incluyó en la categoría de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y se celebra el encuentro de una imagen de la patrona de Algemesí por parte de un vecino del pueblo en el año 1247.

Durante los dos días de fiestas se celebran tres procesiones, pero si hay un elemento que destaque por encima de todos estos son las muixerangues. Una muixeranga es una torre humana, y en Algemesí se llevan levantando desde 1723. Hay dos grupos de muixeranguers, la Muixeranga Vella (solo hombres, vestidos de azul y rojo) y la Nova (mixta, viste de verde y rojo), y antes de iniciar la construcción los muixeranguers forman en dos filas y hacen el baile preliminar.

Muixeranga de Algemesi

Bailes como el dels Bastonets (acompañado por el tabalet y la dolçaina, dos instrumentos tradicionales) o la propia Muixeranga se repiten en las tres procesiones. La primera es la Processó de les Promeses, que se celebra el día 7 por la tarde. El día 8, día de la patrona, se celebra por la mañana la Processoneta del Matí, en la que la imagen de la Mare de Déu de la Salut entra en la basílica de Sant Jaume; desde donde a las 20:00 parte una Volta General que se alargará durante más de 7 horas.

Cada año, miles de vecinos salen a las calles de Algemesí, ya que son ellos los que garantizan la supervivencia de esta fiesta confeccionando a mano los vestidos y ornamentos o transmitiendo las canciones y partituras de generación en generación. Si queréis conocer mejor las fiestas de la Mare de Déu de la Salut podéis visitar el Museu Valencià de la Festa de Algemesí, aunque nuestra recomendación es que las viváis in situ.

La Dieta Mediterránea

En 2010 la Dieta Mediterránea pasó a formar parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La UNESCO quiso reconocer así la importancia de esta dieta basada en el consumo de verduras, legumbres, fruta, pescado azul y el aceite de oliva como grasa básica, una dieta que en Valencia llevamos practicando desde hace siglos y que ha demostrado ser muy beneficiosa para la salud de los que la siguen.

Alimentos mediterraneos

 

La Dieta Mediterránea supone un consumo más elevado de productos ricos en ácidos grasos monoinsaturados que en otras dietas, lo que junto al consumo predominante del pescado azul frente a la carne o a la presencia del vino -siempre en cantidades moderadas- tiene beneficios para la salud. Por ejemplo, hay menos obesidad (lo que reduce el riesgo de infarto, diabetes o hipertensión), más calidad de vida y en edades avanzadas tiene un riesgo de deterioro cognitivo leve más bajo.

Arte rupestre en el Mediterráneo

Igual que la Dieta Mediterránea, el Arte rupestre del arco Mediterráneo de la Península Ibérica forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde que la UNESCO lo incluyó en 1998. La provincia de Valencia es uno de los lugares donde se han encontrado restos de yacimientos en más de 20 municipios tanto en la costa (Gandia, Cullera, Sagunto…) como en el interior (Xàtiva, Ayora, Ontinyent, Dos Aguas…). Una gran cantidad de cuevas, abrigos y barrancos guardan las pinturas rupestres que nos dejaron nuestros antepasados.

Pinturas rupestres Tuejar

Bicorp es uno de los municipios con más espacios de este tipo, y por destacar alguno citaremos la espectacular Cueva de la Araña. La escena más llamativa es la representación de una cacería de cabras salvajes, donde se aprecian perfectamente las flechas que se lanzaban contra los animales y las cabras heridas. También se aprecian escenas más “costumbristas”, como una sobre la recolección de miel u otra en la que se refleja una danza.

Lo que queda por llegar

La Lonja de la Seda, el Tribunal de las Aguas, las fiestas de la Mare de Déu de la Salut, la Dieta Mediterránea y el Arte rupestre en el Mediterráneo ya forman parte de la extensa lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, pero pronto se les podría añadir otra fiesta 100% valenciana. Hablamos de las Fallas, nuestra fiesta más conocida en todo el mundo -junto a la Tomatina- que desde hace años pelea por convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y en 2015 conocerán la decisión final.

Fallas de Valencia

Uno de los objetivos de la candidatura es el reconocimiento de las fallas más allá de la ciudad de Valencia, ya que también se celebran en muchas ciudades valencianas. Entre los elementos que se han querido ensalzar para lograr la aceptación de las Fallas están los monumentos falleros y sus artistas, los llibrets, la música, la vestimenta, la relación de las fiestas con la pirotecnia y, como no podía ser de otra manera, lo unión que representan entre la historia y la tradición valencianas.

Fotos: FelivetJoanbanjo – AltorrijosMumumíowikival