Blog

Alrededores Ermita

Naturaleza y cultura se fusionan en Castelló de Rugat

Si eres de los que les gusta visitar monumentos y puntos de interés cultural pero sin renunciar a los espacios abiertos que te brinda la naturaleza, aquí te traemos tu propuesta perfecta: el Paraje Municipal de l’Ermita. Y todo ello está en Castelló de Rugat, una población de la Vall d’Albaida.

El cerro de la Ermita también es conocido con el nombre de Tossal de Sant Antoni, cuya denominación de Paraje Municipal lo identifica desde el año 2006 y supone el reconocimiento oficial al increíble paisaje de casi 6 hectáreas que contemplaréis. Esta zona se extiende sobre una loma desde la cual se divisa perfectamente el municipio y su entorno, ya que se encuentra unos 50 metros más elevada y a más de 300 m si llegas a alcanzar el punto más alto de la colina, donde se encuentra l’Ermita. Este privilegiado enclave la convierte en una construcción emblemática del municipio y también de la comarca, ya que se divisa fácilmente desde cualquier punto de los alrededores. A medida que vas subiendo por el camino del Calvario te encuentras con miradores panorámicos ubicados estratégicamente por el Ayuntamiento para ofrecer inmejorables vistas de la Sierra del Benicadell y Ador, de Penyes Albes y Llúcies, así como de las extensiones de cultivo.

Como te decíamos, este paraje es mezcla de naturaleza y cultura puesto que el edificio religioso ya comentado alberga restos arqueológicos y forma parte del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano. Al igual que el Pinar de Sant Antonino, un yacimiento tipo Villa que data del siglo III a.C. Existe otra ermita en la zona, denominada de San Antonio Abad y está considerada como un bien local religioso destacado.

Ermita

¿Y cómo acceder hasta este paisaje? Puedes hacerlo por la senda del Calvario, al cual te conducirá la calle de l’Ermita ubicada en el centro del municipio. Se trata de un camino peatonal que identificaréis rápidamente, ya que está empedrado y presenta bancos de descanso además de escalones en algunos tramos. Por la noche, hay una iluminación tenue a lo largo de todo el recorrido. Si quieres subir con tu vehículo lo puedes hacer por la parte norte, para ello tienes que dirigirte al Colegio Público de Castelló de Rugat y, desde ahí, subir por una pista muy empinada que llega hasta una gran explanada en la parte alta de la colina, donde puedes aparcar el coche. A partir de aquí tienes que continuar el camino a pie. Además de la zona de aparcamiento y los miradores, dispones de un área de pic-nic y otra de juegos infantiles, características que hacen del paraje de l’Ermita un buen destino para pasar el día.

Encontraréis la cartografía y más información en la web de Paisajes Naturales Municipales