Blog

Ciervo

Naturaleza en vivo y en directo en Valdeserrillas

Ya sabéis que el Embalse de Benagéber, en la comarca de Los Serranos, es un lugar ideal para practicar turismo activo. A las actividades multiaventura, por agua y por montaña que podemos hacer, se suma la posibilidad de visitar la Reserva de Animales de Valdeserrillas, en pleno embalse. Se trata de una excursión que podemos realizar a lo largo del año y que, además, tiene un importante componente didáctico, por lo que muchos colegios también la realizan. Nosotros os recomendamos que la hagáis en primavera.

La visita básica, que suele programarse los sábados y domingos, tiene una duración de algo más de cuatro horas. Suelen empezar a las 11:30 con un recorrido de ida y vuelta a la Reserva a bordo de un barco solar, y durante el viaje el guía -que nos acompaña en todo momento- nos hablará sobre la historia del Embalse de Benagéber, la biodiversidad que encontramos en él o sobre la tecnología solar que permite navegar al barco. Además, si hay tiempo, también visitaremos los espectaculares cañones del Río Turia.

Nuestra primera parada en la visita a la Reserva de Animales es el Aula de Naturaleza. Allí, el guía nos informará sobre los animales que viven en la Reserva y sobre temas interesantes, como los cuernos de los cérvidos y de algunos animalitos que veremos a lo largo de la visita. Otro aspecto muy importante que conoceremos en este Aula de Naturaleza son los programas de protección y conservación que se han puesto en marcha en la Reserva tanto para la flora como para la fauna autóctonas.

A continuación, recorreremos una ruta que tendrá entre 3 Km. y 6 Km. Se trata de una camino fácil y cómodo, que prácticamente discurre todo el tiempo por una pista forestal, salvo el tramo entre el punto de atraque del barco solar y la cota máxima del pantano. El camino acaba en el refugio en el que podremos interactuar con los animales que hay allí, como caballos o burros. Las personas con movilidad reducida pueden hacer esta parte de la visita en el coche de apoyo de la Reserva.

Se habrá hecho la hora de comer, así que reponemos fuerzas en el refugio y descansamos un rato mientras que los niños juegan y se hacen fotos con los animales. Deshacemos el sendero hasta el embarcadero, donde el barco solar nos llevará otra vez a Benagéber y nuestra visita a la Reserva Animal de Valdeserrillas habrá acabado. La actividad puede adaptarse según el grupo, así que os recomendamos que antes de acudir -sobre todo en otoño e invierno- os informéis bien.

Más información: Ayuntamiento de Benagéber

Foto: Carlos Benayas