Blog

Cuevas villa Requena

Museo de las Cuevas de Requena, conoce los secretos de la Villa

Mucha gente se sorprende cuando descubre que Requena es el municipio más extenso de la Comunitat Valenciana -y el 22º más extenso de España-, pero mucho más sorprendente es lo que nos encontramos en el subsuelo de esta ciudad. En el corazón de Requena, bajo el Barrio de la Villa, están las Cuevas de la Villa de Requena, que durante muchos años han escondido una gran cantidad de secretos. ¿Quieres conocerlas?

Debajo de la Plaza Albornoz (nombre oficial de la popularmente conocida como Plaza de la Villa) se esconden 22 cuevas que datan de la época musulmana. Se construyeron entre los siglos IX y XIII, y eran una estancia más de las casas de la época. Sus habitantes las utilizaban como bodega, como despensa o como silo; y en algunas épocas se han llegado a utilizar como refugio.

Con la arcilla y los materiales calizos que se extraían al hacer las cuevas se hicieron las paredes de las casas; y a partir de 1706 se empezaron a unir a través del complejo y laberíntico sistema de túneles. Con el paso de los años, se empezaron a utilizar cada vez más para almacenar o conservar el vino, una tradición que ha llegado a nuestros días en forma de Denominación de Origen de Utiel-Requena.

La presencia de las cuevas en el subsuelo de la ciudad condicionó tanto el día a día de los requenenses que en el siglo XV hubo que prohibir el tráfico de carros por el Barrio de la Villa para evitar que el suelo se hundiese. Las Cuevas de la Villa siguieron utilizándose 200 años más, hasta que en el siglo XVII se derribaron las casas de la plaza y los escombros ocuparon el hueco de las cuevas.

No fue hasta principios de los años 70 cuando se empezaron a retirar los escombros de las Cuevas de la Villa, que se convirtieron en museo y en uno de los grandes atractivos turísticos de Requena. En su interior observaremos restos de la actividad vinícola como tinajas o vasijas, además de algún pozo. Hay algunas que incluso conservan las escaleras originales o los respiraderos.

Si estáis interesados en visitar las Cuevas de la Villa, tan solo tenéis que ir al número 6 de la Plaza Albornoz. Cierran los lunes (salvo vísperas y festivos), y la visita dura unos 45 minutos. Además, junto a la entrada para las Cuevas podemos comprar la de otros puntos de interés como la Torre del Homenaje, el Palacio del Cid (Museo del vino) o los museos municipales a un precio reducido.

Más información y foto: Ayuntamiento de Requena

Vídeo: Youtube