Blog

monasterio de simat

Monasterio de Santa Maria de la Valldigna, joya arquitectónica

Vigilada por las sierras de Corbera y el Mondúver se extiende la subcomarca natural de la Valldigna, que abraza las localidades de Tavernes, Simat, Benifairó y Barx. Cuenta la leyenda que fue el propio rey de Aragón, Jaume II ‘el Just’, quien se refirió a esta zona como una ‘vall digna’ y, como tal, fue digna para levantar un monasterio en las tierras de Simat que él mismo concedió.

Esta edificación fue fundada en 1298 y habitada hasta principios del siglo XIX. El Monasterio de Santa Maria de la Valldigna está considerado como una joya arquitectónica por ser una de las escasas representaciones del estilo gótico cisterciense valenciano, aunque también porque afortunadamente lo seguimos disfrutando pese a su espinosa historia. Dos terremotos destruyeron algunas de sus estancias, pero su mayor daño fue causado por la desamortización de 1835, que lo dejó en manos privadas cuyo único fin fue el de comercializar con sus paredes y elementos decorativos. Cuando por fin volvió a manos de la Generalitat Valenciana, y después de años de restauración, el Monasterio de Santa María de la Valldigna fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1998, coincidiendo con su 700 aniversario.

A día de hoy este monasterio representa una de las mejores vistas de la zona, sobre todo cuando nos acercamos en bici o en coche hacia el pueblo de Simat. El ‘Portal Nou’ es el acceso principal a la edificación, al cruzar esta puerta nos quedaremos embelesados mientras nos adentramos por un camino envuelto en un característico aroma de azahar desprendido por los naranjos de nuestro alrededor. Llegaremos entonces a la Iglesia de Santa Maria de la Valldigna, que se levanta frente a nosotros. En su inmenso interior vuelven a brillar los colores gracias a las tareas de restauración y, si alzamos la vista, nos encontraremos con la espectacular decoración de la bóveda y su cúpula.

Visitas teatralizadas para todos

El Monasterio consta de muchas estancias, como  el ‘Claustro del Silencio’, el Refectorio, la Sala Capitular, ‘l’Almàssera’-  donde se ubicaba el molino de aceite -, el Locutorio y el Palacio del Abad, que alojó a reyes y nobles como Felipe II, Martín I el Humano o Alfonso el Magnánimo. Para conocer mejor la historia de cada una, así como la totalidad del conjunto monacal, lo mejor es elegir una de las singulares visitas guiadas que nos tienen preparadas, especialmente si vamos con niños.

De esta forma, recorreremos el lugar acompañados por un actor profesional que nos sumergirá en los enigmas medievales del Monasterio y cuyo misterio tendremos que desvelar nosotros. Pequeños y mayores os divertiréis en esta animada visita que tiene lugar todos los fines de semana a las 10:30, 11:30 y 12:30 horas.

Encontraréis toda la información haciendo clic aquí, aunque os recomendamos que reservéis en el teléfono 96 281 16 36 para que no os perdáis este simpático espectáculo.

 Más información:

Tourist Info Simat

Tel: +34 962 810 920

Fax: +34 962 811 984

E-mail: simatv@touristinfo.net

www.simat.org