Blog

MOIXENT Y LA CIUDAD IBÉRICA DE LA BASTIDA DE LES ALCUSSES

El municipio de Moixent, situado en el interior de la provincia de Valencia, en la comarca de la Costera y a 86 kilómetros de Valencia, ocupa una posición estratégica realmente privilegiada, ya que desde sus montañas se controlaba perfectamente la Vall de Montesa, paso natural que enlaza desde los tiempos más remotos el litoral mediterráneo con las tierras del interior de la Península Ibérica.

Por las inmediaciones del río Cànyoles discurría la célebre Vía Augusta, que unía Roma con Cádiz, pasando por Tarraco y Valentia. Pero anteriormente ya se habían establecido en estos hermosos territorios del interior valenciano distintos pobladores, tal y como se puede comprobar en el interesante Museo Arqueológico Municipal. Pero, fueron los íberos los que dejaron una huella más importante, construyendo una ciudad- fortaleza, entre Moixent y Fontanars dels Alforins: “la Bastida de les Alcusses”. Los restos de esta urbe ibérica fueron declarados Monumento Nacional, y se han transformado en un gran atractivo para los amantes del turismo cultural y de nuestra historia.

MOIXENT FOTO 2

Situado a diez kilómetros del casco urbano de Moixent, se encuentra “la Bastida de les Alcuses”, un cerro de la Serra Grossa en cuya cumbre construyeron los íberos uno de los poblados más importantes de la Contestania, hacia el siglo IV antes de Cristo. Este poblado ibérico constituía una magnífica fortaleza desde la que se dominaba la Vall de Montesa, por donde antaño discurría la célebre Via Augusta (que ha sido desde siempre la principal arteria para la comunicación entre las tierras mediterráneas y el interior, Castilla la Mancha, Madrid, Andalucía y Extremadura, y por donde actualmente pasa la N-430 (Autovía Valencia- Albacete). Hoy, perdido hace más de dos mil años el valor estratégico de la antigua ciudad- fortaleza, se ha hallado un enorme valor cultural en estos restos arqueológicos. Pero, además, hay que subrayar la belleza de los paisajes que circundan la “Bastida de les Alcuses”, en cuyo entorno hay buenos pinares y hermosas masías, que constituyen excelentes ejemplos de arquitectura rural.

 

Al parecer, el poblado ibérico de Moixent fue abandonado con gran precipitación a causa de un violento ataque, sin que hubiera ocupación humana posterior. Desde que fue descubierto este poblado ibérico en 1909 se ha excavado algo más de la mitad del recinto, habiéndose localizado cerca de trescientas casas. La Diputación de Valencia patrocinó, en la primavera de 1999, la reproducción fiel de una casa íbera del siglo IV antes de Cristo. La casa íbera, con una superficie de unos cien metros cuadrados, consta de cuatro dependencias separadas, una de ellas destinada a cocina- comedor, y otra a dormitorio, y podemos hallar en ella todo tipo de utensilios domésticos y aperos agrícolas, así como cerámicas de cocina, un molino de harina, un telar, etc. Se ha respetado rigurosamente en la reproducción de estas piezas los modelos originales, que están depositados en el Museu de Prehistòria de València (de la Diputació de València), siendo los materiales empleados idénticos a los utilizados hace casi veinticinco siglos: las paredes son de piedra y adobe y la techumbre, de paja, arcilla, cal y arena.

El nombre de la “Bastida de les Alcusses” le fue asignado popularmente al cerro sobre el que se construyó este poblado, debido a las muchas alcuzas (lámparas de aceite de la época de los íberos, denominadas “alcusses” en valenciano) que fueron halladas allí. Por el momento, se desconoce el nombre de aquel poblado, aunque entre los restos encontrados figuran plomos con inscripciones en lengua íbera que todavía no han logrado ser descifrados. De todos los restos arqueológicos que han aparecido en las excavaciones destaca el “Guerrer de Moixent”, una pequeña estatua de bronce que se ha transformado en el símbolo, no sólo de Moixent, sino de toda la prehistoria valenciana. Representa a un guerrero ibérico, montado a caballo y armado con un escudo y una falcata, que era la espada utilizada por nuestros antepasados, y lleva la cabeza cubierta con un casco, con gran cimera. El original se halla depositado en el Museu de Prehistòria de València (Diputació de València). El acceso a este paraje se realiza, desde Moixent, en dirección oeste, siguiendo las carreteras CV-652 y CV-654, aunque el acceso al antiguo poblado se realiza a pie.

MOIXENT FOTO 3

Es muy interesante además, la visita al embalse del Bosquet, y la visita a las bodegas de “Terres dels Alforins”, en Moixent, Fontanars dels Alforins y la Font de la Figuera. Terres dels Alforins conforma la parte más bella y rica de esta zona, donde la viticultura se practica desde tiempo inmemorial. Dos mil cuatrocientos años después, estas tierras de secano que hoy seguimos contemplando desde el poblado íbero de la Bastida de les Alcusses, siguen dando sus mejores frutos porque se siguen trabajando con mucho respeto y con mucho esfuerzo, siguiendo los principios y las leyes no escritas de la agricultura sostenible. La fuerza de estas tierras y el espíritu de aquellos guerreros íberos que lucharon por defenderlas deben seguir ayudando a preservar y a consolidar este valioso Paisaje Cultural.

Moixent ofrece, además, otros alicientes: la práctica del senderismo y del cicloturismo, la visita de la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol y la Ermita de las Santas Reliquias en el casco urbano, así como el puente romano de la calle de la Cadena. Y en los alrededores de la población, los restos del castillo musulmán, de la época almohade, y otro yacimiento arqueológico de gran importancia: la necrópolis del Corral de Saus. Se recomienda también visitar el Museo Histórico-Artístico de Moixent que ofrece al visitante la oportunidad de realizar un recorrido a través de la historia de la villa de Moixent, empezando por sus hallazgos más antiguos, correspondientes al período Neolítico (5000 3000 a.c.), hasta llegar al Renacimiento (siglo XVI), pasando antes por la cultura íbera, romana y mulsumana.

MOIXENT FOTO 5

El principal acceso Moixent se realiza por la autovía Valencia- Albacete, que cuenta con una salida específica hacia la población, que dispone también de estación de ferrocarril de Renfe en las líneas Valencia- Alicante y Valencia- Albacete- Madrid. Moixent está comunicada con Ontinyent por las carreteras CV-651 y CV-665. Otras importantes vías de comunicación son la CV-652 y la CV-660, que enlazan Moixent con la Font de la Figuera, y las CV-652 y 654, que enlazan Moixent con Fontanars dels Alforins, que pasan junto al poblado ibérico de “la Bastida”.

MÁS INFORMACIÓN:
Museo y Oficina de Información Turística
C/ Poeta Gabriel Vila, 7 / Telf: 690 115 083 – 962 295 010 / museu@moixent.es
www.moixent.es
www.terresdelsalforins.com
www.museupreshistoriavalencia.es