Blog

Mezquita de Chelva

Mezquita de Chelva

De los 6 edificios religiosos que encontramos en Chelva hay uno que destaca por encima de todos. Se trata de una mezquita árabe muy antigua construida en el siglo XIV (en el año 1.370). De hecho, es la más antigua de la Comunidad Valenciana y, junto con la Mezquita de la Xara de Simat de la Valldigna, constituyen las 2 únicas mezquitas de esta época en nuestra autonomía.

Originalmente se llamaba la Mezquita de Benaeça, aunque sobre ella se levantó la Ermita de Santa Cruz, nombre con el que se conoce actualmente. Gracias a la restauración de hace unos años, en la que los vecinos colaboraron activamente, se logró recuperar su forma y sus colores auténticos. La encontraréis situada en el centro del Arrabal o Barrio Morisco, donde se asentaban los moriscos y cristianos que iban llegando a la localidad. Precisamente en esta misma zona, que nos recuerda la típica ciudad musulmana de callejuelas estrechas, se levantó en el siglo XVII otra ermita, la de los Desamparados.

El Arrabal es uno de los 3 barrios que forman la Villa de Chelva, los cuales se han ido formando con el transcurrir de los años y el paso de los distintos poblados históricos. Así, Benacacira es otro barrio árabe que nos traslada inmediatamente a la época medieval gracias a sus calles, sus fuentes y unos azulejos originales datados en los siglos XVIII y XIX. El aire morisco todavía se respira al pasear por aquí, especialmente en la plaza, que antiguamente acogía el zoco. Y en esta misma plaza encontraréis la Ermita de la Soledad, construida sobre la Ermita de San Jorge que, a su vez, fue levantada sobre una mezquita musulmana. La presencia de sociedad judía viene representada por el Barrio Judío del Azoque, que sigue conservando su trazado original formado por calles estrechas y porches de acceso.

La Ermita de Loreto, la iglesia, el santuario y el convento son los otros monumentos que acaban de dibujar el mapa religioso de Chelva. En el Pico del Remedio se ubica el Santuario de la Virgen del Remedio, mientras que el Convento de San Francisco todavía conserva las cuevas en las que vivían los primeros frailes de esta orden. Además de la Mezquita de Benaeça, la Iglesia de los Ángeles es uno de los edificios más destacados de la villa debido a su grandiosidad, característica natural del Barroco Valenciano. Alberga en su interior importantes obras de arte, así como uno de los pocos reloj-torre que quedan en nuestro país.

Más información / Wikipedia

Foto / Ayuntamiento de Chelva