Blog

LLÍRIA MONUMENTAL

Llíria ha realizado una seria apuesta por el turismo cultural, creando una serie de rutas que muestran su rico patrimonio histórico-artístico, perteneciente a épocas tan lejanas como aquellas en las que vivieron por estas tierras los íberos, los romanos, los árabes o los cristianos que reconquistaron la capital del Camp de Túria en el siglo XIII. Las rutas que organiza la Agència Lliriana de Turismo –requieren cita previa y son gratuitas- son dirigidas por competentes guías, que acompañan preferentemente a los grupos de visitantes durante los fines de semana. Una magnífica ocasión para conocer el casco antiguo de Llíria y sus principales yacimientos arqueológicos. Una de ellas se denomina “La Vila Medieval” e incluye un detenido recorrido de más de dos horas de duración, que permite conocer los baños árabes, el “Forn de la Vila”, las iglesias del Bon Pastor y de la Sang y el laberinto de calles que conservan en gran parte el trazado de la medina musulmana, denominada “Lyria” durante los pasados siglos XI y XII. El rey Jaime I de Aragón conquistó la citada medina y la transformó en una población cristiana, cuyos límites vienen a coincidir con el actual centro histórico de Llíria, conocido popularmente como la Vila Vella. El año 1253, el monarca fundador del Reino de Valencia otorgó a Llíria la “Carta de Poblament”, pasando a ser una “Vila Reial”, o sea, uno de los municipios más relevantes, por tener representación directa en las Cortes del Reino.
Otra es la denominada “Llíria del Renaiximent i el Barroc”, que tendrá como objetivos principales “Ca la Vila” (el palacio medieval en el que tiene ahora su sede el Ayuntamiento), la monumental iglesia arciprestal de la Asunción y la Plaça Major, que desde que se derribaron las murallas medievales, durante el siglo XVIII, se transformó en el nuevo centro urbano, en el punto de encuentro cotidiano de agricultores y de mercaderes, tambien se realizarán continuas visitas guiadas a la iglesia de la Sang y al Museo Arqueológico. El mencionado templo, dedicado oficialmente a Santa María de la Sang, fue construido durante el siglo XIII en estilo gótico “de Reconquista”, y es uno de los más antiguos de los que se alzaron en el reino cristiano de Valencia (junto a las iglesias de Sant Feliu, de Xàtiva, y del Salvador, de Sagunto). En el interior del templo (declarado Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural) se pueden admirar distintos elementos arquitectónicos de transición del románico al gótico, así como las pinturas murales medievales de las capillas laterales y el artesonado policromado mudéjar. Esta iglesia ha sido acertadamente restaurada durante los últimos años, y posee unas magníficas condiciones acústicas, por lo que sirve frecuentemente de escenario para la celebración de conciertos.

g23mall
En lo que respecta al Museo Arqueológico, conviene destacar la gran importancia de los objetos que allí se exhiben, pertenecientes principalmente a las culturas ibérica (cuando Edeta era una de las principales poblaciones del escasamente poblado territorio mediterráneo) y romana. Este museo (situado en el lugar donde se alzó el alcázar musulmán) posee unas modernas instalaciones, y en él se exhiben los restos arqueológicos localizados en las numerosas excavaciones realizadas en los distintos yacimientos existentes en el término municipal de Llíria, como “la Monravana”, “el Pla de l’Arc”, Sant Miquel o “el Castellet de Bernabé”. Destacan las salas dedicadas a la cultura ibérica, a la cultura romana (dos salas y un corredor epigráfico) y a la época medieval.
El técnico responsable de las visitas turísticas de Llíria, Vicent Sesé, nos indicaba que, además, se organizan periódicamente otras interesantes rutas, como la del Santuario Oracular de Mura. Se trata de un yacimiento arqueológico de grandes dimensiones (unos 3.500 metros cuadrados) de la época romana. El complejo arqueológico está integrado por un edificio religioso, que incluye un templo griego y una serie de termas romanas de la época pompeyana. Otra ruta que tiene gran aceptación es la dedicada a la “Edetania Ibérica”, y que incluye la visita al paraje natural de la Concordia (en la Sierra Calderona) y al yacimiento arqueológico del “Castellet de Bernabé”. Merece la pena recordar que, desde el siglo sexto hasta el segundo (antes de Cristo), Edeta era la capital de un amplio territorio que se extendía entre los ríos Palancia y Júcar. Otra ruta es la de la “Edeta romana”. Durante el siglo I, Edeta fue una de las poblaciones romanas más destacadas de la Hispania Tarraconense. Uno de los personajes más relevantes de aquellos tiempos fue Cornelius Nigri, un político y militar que llegó a ser senador romano y que fue rival de Trajano en la lucha por el trono del Imperio. Esta ruta incluye la visita al Museo Arqueológico de Llíria, al que antes hemos hecho referencia, y a los mausoleos romanos.

mausoleus-romans
Como pueden observar nuestros seguidores, el Ayuntamiento de Llíria pone a nuestra disposición una amplia gama de alternativas para conocer mejor el patrimonio histórico-artístico de la llamada justamente “Ciudad de la Música”, y que, a pesar de estar situada a menos de 30 kilómetros de la capital de la Comunidad Valenciana, sigue siendo actualmente una población ignorada por los turistas y por los propios habitantes de Valencia y su área metropolitana. Por eso mismo, consideramos un completo acierto la apuesta municipal por el turismo cultural, que ya sido premiada por la Diputación de Valencia, que consideró que se trataba de una iniciativa que merece todo tipo de respaldo. Además, conviene resaltar la originalidad con la que han planteado los técnicos turísticos de Llíria las diferentes rutas histórico-culturales a lo largo del verano que ya ha finalizado, ya que se han realizado visitas nocturnas, complementadas con unos itinerarios gastronómicos (“Vine de tapes”), representaciones teatrales y recitales musicales.
EL MONASTERIO DE SANT MIQUEL . La visita a Llíria debe incluir necesariamente el Real Monasterio de Sant Miquel, en donde se venera al patrón de la población. El monasterio, fundado por el rey Jaime II, está situado a 269 metros de altitud, en la cumbre del montículo que domina Llíria y gran parte de las comarcas del Camp de Túria y de l’Horta, por lo que puede calificarse de estratégico y privilegiado ese emplazamiento, que permite contemplar magníficas vistas panorámicas. No nos puede extrañar que ese cerro rocoso fuera escogido por lo íberos para edificar la ciudad de Edeta. Precisamente, en las excavaciones que realizó en este altozano de la antigua Edeta el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación de Valencia, se hallaron objetos cerámicos de gran valor artístico, entre los que destacan vasijas con pinturas que representan a hombres y mujeres que tocaban instrumentos musicales y danzaban. Esas piezas cerámicas, que pueden contemplarse en el Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia, justifican sobradamente la tradición musical de Llíria, que presume de contar con dos de las mejores bandas de Europa: “La Primitiva” y “La Unión Musical”, que poseen espléndidos auditorios y que desarrollan una encomiable actividad cultural, educativa y de formación de nuevos instrumentistas.

JUAN ANTONIO CALABUIG

DATOS PRÁCTICOS

– Ayuntamiento de Llíria. Tel: 96 2798282. Página web: www.lliria.es
– Agència Lliriana de Turisme. Forn de la Vila. C Santíssima Sang, 5. Tel:  96 2791522. e-mail: lliria@touristinfo.net