Blog

Benicadell

La senda dels nevaters de Salem, en Benicadell

La Serra del Benicadell es una frontera natural que separa las provincias de Valencia y de Alicante. Se ubica en la comarca de la Vall d’Albaida, siendo muy fácil de distinguir por el Pico del Benicadell, su punto máximo de elevación con 1104 metros de altura.

Los municipios valencianos que encontramos a la sombra de esta formación montañosa son Albaida, Adzaneta de Albaida, Beniatjar, Carrícola, Otos y Salem. Este último pueblo es el protagonista de hoy, pues aquí nos encontramos con la denominada ‘senda dels nevaters’, una ruta de dificultad fácil y de carácter lineal. La distancia es de 5’97 kilómetros, unos 12 si sumamos la ida y la vuelta. El punto difícil lo ponen los 440 metros de desnivel acumulado, ya que se llega a alcanzar una altura de 737 metros.

Gracias al recorrido señalizado PRV-122 vamos a dar un salto en el tiempo, porque retrocederemos hasta el periodo situado entre los siglos XVII y XIX, cuando los vecinos de la localidad recogían la nieve que dejaba las nevadas, las cuáles llenaban las cavidades construidas para tal fin: las denominadas neveras. Al final del día cargaban bloques de hielo y, con la ayuda de animales, los transportaban a los municipios de La Ribera Alta y La Costera. Asimismo, a lo largo de la ruta encontraremos paneles informativos situados en los principales puntos de interés que nos ayudarán a guiarnos y a conocer un poco mejor algunos de los detalles de esta particular ruta.

El sendero nos conducirá por la red de neveras del Benicadell, muchas de ellas ubicadas en el término municipal de Salem, localidad en la que arranca esta ruta. Concretamente, las primeras señales se sitúan junto al Ayuntamiento y nos dirigen hacia la fuente del Poet; más adelante seguiremos las indicaciones que señalan el camino hacia el castillo y la nevera de Barcella. Pasaremos por la caseta del Sastre, el camino del Corral de Poldo, la fuente de la Barcella, el Clot de l’Alt de la Sima o los restos de lo que fue el castillo musulmán de Barcella que, por cierto, le da nombre a la colina. Otras de las neveras que visitaremos es la del Paller (de 13 metros de diámetro), la del Castellet, del Mig Armad y la del Quarteronet (construida a más de 700 metros de altura).

La ruta también nos permitirá disfrutar de la vegetación así como de las impresionantes vistas de la Vall d’Albaida, el pantano de Bellús, el Mondúver o la ‘Ombria del Benicadell’, que ha merecido la denominación de Paisaje Protegido por la Generalitat.

Fuentes y más información / A un tir de pedra y Wikipedia

Foto / Hanspore