Blog

Senda del Portalet

La senda del Portalet, otra forma de ver Gandia

Ya hemos tenido la oportunidad de disfrutar en otros artículos de los encantos naturales e históricos que nos ofrece el Paraje Natural Municipal Parpalló-Borrell de Gandia. Pues bien, en esta ocasión volvemos sobres sus pasos para recorrer el Sendero del Portalet o SL-CV 80, que discurre en gran parte paralelo al Barranc de Borrell, un nombre que abraza también los barrancos de la Gota y del Tancat.

Los 3 barrancos forman la red hídrica más importante de la ciudad y, al mismo tiempo, unas formaciones geológicas que nos atrapan por la belleza única y arriesgada de los acantilados calcáreos que datan del Cretácico Superior, así como de las impresionantes rocas ya erosionadas por el agua. Para encontrar el punto de partida de la senda nos iremos hasta la urbanización Montesol -situada en el kilómetro 9 de la carretera de Barx-, donde tenemos que buscar la entrada al Barranc de Borrell. La identificaremos rápidamente, ya que si nos dirigimos a la zona verde de la urbanización veremos un acceso con cadena al que no se permite el paso de vehículos. Aparcamos el coche, ¡y nos disponemos a empezar nuestra caminata!

A partir de aquí nos esperan un total de 4.170 metros, incluyendo ida y vuelta puesto que se trata de una ruta lineal. Estos 4 kilómetros, cuyo desnivel máximo es de unos 210 metros, están considerados de dificultad muy baja, así que podemos decir que es un sendero apto para una mañana deportiva en la que puede participar toda la familia. Además, sólo nos llevará unas 2 horas, por lo que nos podemos tomar con calma las paradas para descansar, reponer fuerzas o para disfrutar de las espectaculares vistas del término de Gandia, como las que nos regala por ejemplo el mirador de la Tortugueta. Desde esta explanada podremos apreciar las formaciones cársticas modeladas por el agua.

La vegetación nos descubrirá tupidos bosques de pino rodeno y matorral mediterráneo, que cambiará poco a poco para convertirse en bosques de pinos adultos de gran tamaño y zonas de hombría. Por otra parte, entre las rocas adivinaremos originales bancos de mampostería que han sido perfectamente integrados en la naturaleza y cuya ubicación estratégica nos permitirá descansar mientras nos deleitamos en las vistas del entorno. A medida que avanzamos por el sendero nos iremos adentrando en el mismo barranco, finalizando el recorrido cuando lleguemos a una enorme roca calcárea que tiene forma de arco debido a la erosión del agua a lo largo del tiempo. Esta llamativa forma denominada ‘Portalet’ o ‘l’Arquet’ ha dado lugar al nombre de la senda, ya que parece un auténtico portal que espera a ser cruzado por los caminantes. Llegados a este punto ya sólo nos queda recrearnos en el entorno y volver sobre nuestros pasos. ¡Esperamos que os guste!

Fuente y foto / Ajuntament de Gandia