Blog

Mascleta Fallas Valencia

La pólvora, símbolo de la fiesta valenciana

Cuando decimos que ‘ya huele a pólvora’ significa que ya estamos inmersos en las fiestas populares, pues cuando percibimos este aroma tan característico es porque empiezan a resonar en nuestros oídos los cohetes y petardos.

Podríamos decir que, junto a la música, la pólvora es uno de los elementos imprescindibles de la fiesta valenciana, pues está presente en nuestras tradiciones festivas más arraigadas, como es el caso de la celebración de Moros i Cristians y, por supuesto, de las Fallas que acabamos de vivir. Durante estos días el aroma a pólvora está presente desde la mañana hasta la noche, pues los falleros amanecen haciendo explotar sus petardos y así siguen durante el mediodía, la tarde e, incluso, la noche.

Desde la despertà, pasando por la mascletà, la Nit del Foc, o el propio día de la Cremà. En cada uno de estos actos la protagonista es la pólvora, y es que sin ella probablemente nuestras fiestas serían muy diferentes: ni olerían igual ni mucho menos sonarían igual. Y en cada uno de esos actos hay que decir que la pólvora toma una personalidad diferente, pues si en la mascletà el olor a pólvora comparte protagonismo con el ruido, en la Nit del Foc lo hace con el color y la luz. Nadie se puede resistir a la belleza de ver iluminado el cielo nocturno con una mezcla de colores y formas increíbles.

En cada mascletà se lanzan numerosos kilogramos de pólvora. Por ejemplo, en la de este lunes de Fallas día 17, que corría a cargo de Pirofantasía y el pirotécnico Carlos Caballer, se quemaron un total de 170 kilogramos de pólvora. Alrededor de esas cantidades giran las cifras que las compañías pirotécnicas manejan a diario. Pirotecnia Peñarroja, Pirotecnia Valenciana, Pirotecnia Turís, Pirotecnia Elite, Pirotecnia Europlá, Pirotecnia Tomás o Pirotecnia Aitana nos hacen disfrutar con un estruendo totalmente planificado en el que, en palabras del pirotécnico Miguel Ángel Tomás en una noticia del periódico Levante, cada instrumento suena en el momento justo como si de una auténtica orquesta se tratara.

La ‘cordà’ y el ‘correfocs’ son otros momentos tradicionales en los que el fuego y la pólvora son protagonistas. Éstas suelen tener lugar durante las fiestas populares de la mayoría de pueblos valencianos.

¡Eso sí! Recuerda hacer uso de cohetes y petardos con responsabilidad y sentido común para disfrutar de las fiestas al máximo.

Foto / juancandela225