Blog

Naranjas

La naranja valenciana: dulce fruto valenciano por excelencia

Más o menos redonda, un color naranja de lo más atractivo por dentro y por fuera, y un sabor muy, muy dulce. Así son las naranjas de Valencia, un fruto muy arraigado para todos ya que está relacionado con la tradición agrícola, con nuestro paisaje repleto de campos de naranjos, el aroma a azahar y, cómo no, en nuestra gastronomía. Digamos que es un producto tan emblemático como lo puede ser el arroz.

Ahora ya empezamos a disfrutar del trabajo realizado por nuestros agricultores, pues la llegada del frío, aunque tardía, ha permitido que las naranjas maduren, tomen ese punto tan dulce que las caracteriza y las podamos tener por fin en nuestra mesa como postre, bebida o complemento para las recetas más exquisitas. Aunque a simple vista os puedan parecer todas iguales, en realidad hay muchas variedades. Dentro del grupo de las ‘navel‘ nos encontramos con la ‘navel’ propiamente dicha, la naranja ‘navelina‘ o ‘de ombligo’, que es como se conoce popularmente debido a una especie de segunda naranja pequeña y con aspecto de ombligo que se desarrolla en su interior. éstas son las primeras que podemos degustar. También tenemos las ‘navel late’ y ‘navel lane late’. El apelativo ‘late’, como su nombre indica, expresa que esa variedad llega más tarde que las anteriores del mismo grupo.

La naranja ‘Valencia’ es parecida a las anteriores, por lo que la diferencia más importante es su capacidad para aguantar sana durante más tiempo en el árbol. De esta forma, quien las cultiva siempre las tendrá en perfectas condiciones para cogerlas directamente del campo y llevarlas a la mesa para así aprovechar mejor todas sus propiedades. Además, es utilizada para consumir en forma de zumo. Por su parte, las naranjas de sangre y las ‘sanguinelli‘ se denominan así debido a su color más rojo y fuerte sabor. Éstas son unas variedades mediterráneas singulares y poco cultivadas en la actualidad en comparación con el resto. Finalmente, la ‘salustiana‘ es de forma redonda y achatada, de tamaño mediano. La califican como una naranja más elegante y su sabor lo podremos disfrutar más o menos desde principios de año hasta abril, dependiendo siempre del clima ya que el calor puede afectarles.

Aunque hay muchas más variedades, éstas son las más conocidas en nuestra zona. Ahora ya puedes atreverte a diferenciarlas y elegir cuál te gusta más. Por cierto, aprovecha esta época del año para disfrutar de paseos junto a los campos de naranjos que harán despertar tus 5 sentidos. Te invitamos a conocer el paisaje que forman especialmente en las comarcas de la Ribera Alta, de la Ribera Baixa y de la Safor.

Más información / Wikipedia

Foto / dgbury