Blog

Estret de les Aigües

La Cova de la Petxina y el Estret de les Aigües en Bellús

Esta acogedora población de menos de 400 habitantes se ubica muy cerca de la capital de La Costera, entre los municipios de l’Olleria y Benigànim. Es tierra de almendros, vides y olivos, además de ser conocida por sus aguas de propiedades minero-medicinales. Pero estos atractivos naturales no son los únicos, ya que también encontramos en su término la popular Cova de la Petxina y el Estret de les Aigües, los cuales centran hoy nuestro interés.

A ambos parajes se llega por el mismo camino, que se toma al llegar al kilómetro 172’5 de la carretera N-340. Nos desviamos en primer lugar por la senda que nos lleva a la cueva, que la descubrimos elevada a varios metros sobre el río Albaida. Tiene una forma semiesférica, es de poca profundidad pero se expande, a lo ancho, unos 20 metros. Al igual que la Cova Negra de Xàtiva, se piensa que estuvo habitada durante el Paleolítico Medio, ya que en su interior se encontraron instrumentos utilizados para descuartizar los animales, preparar las pieles y trabajar la madera, todos ellos propios de la cultura musteriense. Un detalle a destacar es que los restos arqueológicos de la Cova de la Petxina han sido calificados como los más antiguos de la comarca de la Vall d’Albaida por los aproximadamente 40.000 años que se les atribuyen.

Si volvemos sobre nuestros pasos y tomamos la senda paralela al río Albaida en dirección a Xàtiva, ésta nos llevará de la mano por todo el paraje del Estret de les Aigües, una desembocadura natural de las aguas de los ríos Misena, Clariano y Albaida, provenientes de la comarca de Vall d’Albaida, que en su día facilitaron la vida en las cuevas mencionadas. El transcurso de los años le ha conferido una morfología de cortado abierto en la Serra Grossa, además de un gran valor paisajístico, geomorfológico y ecológico. Históricamente fue una zona de paso natural, y todavía lo es, aunque hoy es el ferrocarril Xàtiva-Alcoi quien pasa regularmente por aquí.

Como decíamos al principio, Bellús es muy conocido por sus aguas, utilizadas con fines terapéuticos y curativos ya en épocas pasadas, como la romana o árabe. Así que recomendamos visitar la fuente d’Alfama, de la que sale agua a una temperatura de unos 28ºC, además del Canal de Bellús a Xàtiva, una gran construcción que destaca por sus ‘arcadetes’ sobre las que se sostiene.

Vía y foto / Ajuntament de Bellús