Blog

horchata

Horchata de Chufa, auténtico sabor valenciano

Si un buen arroz es nuestro plato por excelencia y la naranja es el fruto, la Horchata de Chufa es, sin duda alguna, la bebida de Valencia. Su particular sabor, junto con sus propiedades nutricionales, ha hecho que la horchata traspase fronteras fuera de nuestra provincia, mientras que su cultivo ha dado lugar al tradicional paisaje valenciano. Por todo ello, podemos decir que esta bebida es mucho más que un refresco. ¡Descúbrelo!

Historia y paisaje mediterráneos

La horchata se elabora a partir de un tubérculo llamado ‘chufa’ y su antecedente podría ser la bebida denominada ‘leche de chufas’ que ya en el siglo XIII introdujo la población islámica en nuestra provincia, llegándose a consumir ampliamente, especialmente en las capas más altas de la sociedad. Actualmente la chufa se cultiva en 16 municipios de la comarca de L´Horta Nord, entre los cuales figuran Alboraia, Almàssera y Tavernes Blanques. El motivo es que su tierra y su clima reúnen las condiciones idóneas para que crezca este tubérculo y, de hecho, es la única zona de España donde se cultiva. Así pues, estos tradicionales paisajes conocidos como ‘l’horta valenciana’ dan lugar a más de 5 millones de kilos de chufa seca, de los cuales un 90% disfrutan de la Denominación de Origen. La belleza de los paisajes de huerta se alterna con las alquerías, las ermitas, las casas de los labradores y, sobre todo, las barracas valencianas, unas construcciones tan únicas como tradicionales.

Alimento de la dieta mediterránea

¿Por qué los alimentos que son buenos no lo están? Este pensamiento que a veces se nos viene a la cabeza no tiene razón de ser cuando hablamos de la Horchata de Chufa, pues está considerada ya no un refresco, sino un alimento de lo más completo digno de ser incluido en la saludable dieta mediterránea, ya que nos aporta nutrientes esenciales, vitaminas y múltiples beneficios. Minerales tan importantes como el fósforo, magnesio, potasio, calcio o el hierro forman parte de esta bebida junto con las tan preciadas proteínas vegetales, la fibra soluble y las grasas insaturadas. Estas últimas son las popularmente conocidas como ‘grasas buenas’, por lo que es una forma natural de bajar nuestros niveles de colesterol, triglicéridos y mejorar así el sistema cardiovascular. Además, al ser baja en sodio es una opción perfecta si tienes hipertensión.

¿Qué más se le puede pedir a un refresco?

Fuente y más información / Chufa de Valencia

Foto / La Dipu en la Red

Vídeo: Youtube