Blog

Pared roca

Excursión a la Cova Negra

Se trata de uno de los asentamientos humanos más antiguos que podemos encontrar en toda Europa. Según los estudios realizados, este lugar fue habitado hace 46.000 años por una comunidad de Neandertales. Estos no habrían elegido este lugar de forma casual, ya que también se han encontrado restos por la zona de construcciones árabes y medievales. Una tendencia de establecimiento que parece perdurar en el tiempo puesto que hoy en día Xàtiva, ciudad en la que se ubica esta cueva, supone uno de los lugares más poblados de la provincia.

El yacimiento se encuentra en la orilla del río Albaida, en concreto a 17 metros del mismo, y se caracteriza principalmente por poseer una larga entrada que abarca una superficie total de 500 m2. En este lugar, donde se han llevado a cabo excavaciones durante diversos periodos diferentes del siglo XX, se han encontrado numerosos restos dentales y craneales, entre otros muchos fósiles. Éstos han permitido el estudio tanto de la fisonomía de nuestros antepasados como de su evolución, aportando información sobre la vida que llevaban los neandertales en ese territorio.

Todos estos descubrimientos nos permitieron conocer a un neandertal mucho más humano, más similar a nosotros y, sobre todo, advertir que este territorio fue donde probablemente vivió la última comunidad de esta especie.

Actualmente, la caverna está protegida con una verja para evitar desperfectos en ella, aunque es posible concertar una visita. Para ello tienes que ponerte en contacto con el Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Xàtiva donde te darán toda la información necesaria. Allí, te aconsejarán acerca de las fechas más oportunas y, sobre todo, si es posible visitarla o no, ya que debemos tener en cuenta los periodos en los que se realizan tareas de mantenimiento, durante los cuáles no suele permitirse el acceso.

Paraje Cova Negra

Lo mejor de todo es que para acceder a esta cueva es necesario emprender una pequeña ruta de montaña a través de los magníficos parajes naturales que la rodean. Un atractivo extra para aquellos que acostumbran a hacer senderismo y los amantes de la naturaleza, pues visitar esta cueva puede ser la excusa ideal para pasar un agradable día fuera de casa, desconectar de las urbes y, sobre todo, de disfrutar aprendiendo de este yacimiento que adquiere una altísima relevancia en el terreno de la arqueología. Un auténtico legado autóctono en pleno corazón de la provincia que no puedes perderte. No dejes pasar la oportunidad y acércate a descubrir la historia y el pasado de los primeros pobladores valencianos.

Fotos: Iwan Gabovith y Red de Parajes Naturales Municipales – Generalitat Valenciana