Blog

Cortes de Pallas

El paraje de Muela de Cortés en Cortes de Pallás

Entre Cortes de Pallás y Bicorp, la ‘Muela de Cortés’ se erige como una gigantesca plataforma rocosa de unos 20 kilómetros de extensión ubicada a 800 metros de altura. A los pies de esta estructura se encuentra el embalse de Cortés, que almacena aguas del Júcar y cuya función prioritaria reside en la producción de energía. Además, este lugar está incluido dentro de la Reserva Nacional de Caza Mayor, ya que alberga multitud de especies como la cabra montesa, muflones o jabalíes. ¿Te apetece conocer este singular paraje?

Una de las principales rutas que te recomendamos es la de la Cortada’, bautizada por los montañeros como ‘Sendero Cavanilles’ en honor al gran viajero valenciano el botánico Antonio José Cavanilles, quien ya habló en uno de sus libros de sus impresiones sobre el camino. A través de este recorrido, el visitante podrá descubrir rincones tan impresionantes como la balsa de agua en lo alto de la muela, sus cortados al Valle del Júcar, el descenso posterior al Arrollo de Cortes de Pallás y las preciosas cascadas y saltos de aguas que se suceden, las cuales recomiendan visitarlas en temporada de lluvias ya que podrás disfrutar mejor de este espectáculo fluvial. Un rincón oculto por su aislamiento natural pero dotado de una espléndida belleza.

Otra de las actividades que puedes realizar es recorrer en piragua el embalse de Cortés, por cuyas aguas navega un barco diariamente que parte de Cofrentes y llega hasta los pies de la Muela de Cortés. También puede resultar muy interesante la visita a la Central hidroeléctrica, sobre todo, para los interesados en la tecnología. Pero para ello es necesaria la presentación de una solicitud a Iberdrola para obtener su autorización, por lo que te aconsejamos que realices este trámite con previsión.

Muela de Cortes - Reserva Nacional de Caza

Además de realizar rutas de senderismo, también puedes contemplar un conjunto de lugares que tienen un gran vínculo con la historia de los moriscos en este territorio, como son el Castillo de Chirel, las ruinas de las fortalezas de Ruaya, de la Pileta y de Otonel y, por supuesto, la antigua aldea de moriscos. Visitar la Muela de Cortes te transmitirá la huella que dejaron los moriscos en el terreno, mientras que la restauración del castillo o la navegación fluvial por el embalse casi 400 años después son consideradas por algunos como símbolos de la recuperación del municipio. Asimismo, este paraje es todo un superviviente, pues a pesar de haber sufrido diversos incendios devastadores, ha logrado conservar ese encanto que le caracteriza.

Foto / Wikipedia y El Valle de Ayora-Cofrentes