Blog

Cullera panoramica

El Mercado Municipal de Cullera: ágora de la historia

Mientras andamos por las calles de Cullera nos vamos encontrando con monumentos, especialmente si paseamos por el centro, donde son muchas las huellas que nos recuerdan la riqueza histórica de esta turística ciudad. Hoy queremos destacar uno de esos edificios que forma parte de la vida diaria de todos los cullerenses: el Mercado Municipal, porque si la historia del municipio está ligada a su ‘Muntanya de les Raboses’, con su castillo y santuario; la historia de sus habitantes está unida a este monumento tan pintoresco que alberga debajo de él un refugio antiaéreo de la Guerra Civil.

El Mercado nos sorprende justo cuando nos adentramos en la calle Calvario, en pleno corazón de Cullera, rebautizando con su presencia la Plaza de la Virgen que pasó a denominarse popularmente ‘Plaza del Mercado‘. La proyección fue obra del arquitecto Luis Ferreres y la construcción se sitúa entre el año 1899 y 1903, época que le confiere un elegante estilo modernista que hoy sigue conservando gracias al trabajo de restauración realizado. La fachada está realizada con ladrillo de cara vista y las entradas a los pabellones se presentan rematadas por frontones triangulares que nos recuerdan al estilo clásico. Se trata de un acogedor lugar que gracias a los jardines interiores hacen de él un rincón idóneo para reunirse, charlar y descansar. No es de extrañar que los vecinos lo visiten diariamente para realizar sus compras semanales y también para encontrarse con los vecinos. Se trata de un enclave muy tradicional y nunca mejor dicho, pues en 1320 Jaime II le concedió el real privilegio de abrir los viernes, una tradición que a día de hoy se disfruta los jueves de cada semana.

El edificio está formado por 2 viales centrales y 4 pabellones aislados por una planta de cruz griega, cada uno de los cuales estaba destinado a ofrecer un producto distinto. Sin embargo, si acudimos a visitarlo ahora comprobaremos que en 2 de esos cuadrantes se puede adquirir una gran variedad de productos frescos como frutas, verduras, carnes y pescado. En cambio, los otros 2 se han destinado a finalidades muy distintas al convertirse, respectivamente, en Sala Multiusos (acogiendo actividades lúdicas, culturales y festivas) y Auditorio Municipal (donde se celebran conciertos de las 2 bandas de música locales, Ateneo Musical y Santa Cecilia). Una seña más del importante papel que juega el Mercado Municipal en las vidas de los vecinos de Cullera y que lo convierte en un auténtico centro cultural.

Más información / Cullera Turismo

Foto / Museos Cullera