Blog

Marjal albufera

El Marjal, típico paisaje valenciano

Los marjales conforman esas extensiones de tierra dedicadas principalmente al cultivo de arroz que, sin lugar a dudas, representan uno de los rasgos más identificativos de Valencia.  Son zonas húmedas, generalmente ubicadas cerca del mar, que conforman un terreno pantanoso cubierto de vegetación.

Estos territorios tienen un valor medioambiental enorme puesto que integran una gran riqueza de flora y fauna.  Además, es una importante zona de paso de miles de aves migratorias que proceden del continente africano y que con la llegada de la primavera se desplazan para iniciar sus procesos de cría. Sin duda, los marjales son en Valencia peajes naturales indispensables para estas especies, sobre todo, en épocas de migraciones.

La Provincia de Valencia cuenta con varios marjales destacados. Uno de los más relevantes comparte dimensiones con la provincia alicantina vecina: el Parque Natural del Marjal Pego-Oliva, ubicado entre estos dos términos municipales. Con una extensión de 1.250 hectáreas, esta superficie está formada por carrizales, arrozales y lagunas atravesados por diversos canales de ríos y acequias que conforman un espacio natural rico y productivo.

Es precisamente gracias a estos ríos por lo que es posible el cultivo del arroz, ya que sus aguas nutren las tierras a través de estos canales. Además, su excelente calidad atrae a gran diversidad de aves durante todo el año y propicia la existencia de diferentes tipos de peces y especies vegetales protegidas.

Otro marjal señalado es el de Gandía, ubicado dentro de El Marjal de La Safor. Se trata de un humedal desarrollado en la zona costera, con poca profundidad, cuyas aguas provienen de corrientes subterráneas que llegan a la superficie a través de balsas o lagunas de aguas naturales conocidas como ullals.

Marjal de pego

En esta zona destaca el Aula Natura de la Marjal de Gandia, centro de interpretación y educación ambiental, situado junto a la Alquería del Duc y dedicado a la programación de tareas de limpieza de residuos, restauración de la vegetación y eliminación de diferentes especies invasoras tanto vegetales como animales. Cuenta con excelentes equipamientos educativos y audiovisuales, además de personal con alta cualificación que también lleva a cabo talleres, cursos y visitas guiadas.

Asimismo, resalta el marjal de la Albufera de Valencia, ubicado dentro del Parque Natural de la región – uno de los más extensos de toda la península –  que abarca los municipios de Alfafar, Sedaví, Massanassa, Catarroja, Albal, Beniparrell, Silla, Sollana, Sueca, Cullera, Albalat y Algemesí. Está dedicada casi íntegramente al cultivo de arroz y cuya importancia reside en su alto interés biogeográfico, ya que acoge a especies en peligro de extinción como el Samaruc o el Fartet.

En definitiva, un paisaje característico de Valencia que recuerda sus orígenes y tradiciones a través de extensas llanuras de humedales a la vez que se erige como ecosistema único de especies.

Fotos: Buscavientos y Wikipedia