Blog

Palau Ducal Gandia

El legado de una familia a través de la Ruta de los Borja

Sobre ellos se han escrito libros, se han rodado películas y se han contado leyendas, pero la familia Borja no es fruto de la ficción, sino una de las estirpes más célebres de Valencia. Su origen lo encontramos en Aragón, pero tras la conquista por Jaume I pasaron por Canals, Xàtiva, Valencia y, como no, Gandía, donde refundaron el gran ducado. Personalidades como los papas Calixto III y Alejandro VI o San Francisco de Borja son algunas de las más conocidas, sin olvidarnos de los hermanos César y Lucrecia Borja. Más allá de leyendas, conspiraciones y luchas de poder, los Borja dejaron su impronta en la provincia a través de un importante patrimonio cultural e histórico. ¿Quieres conocerlo?

La Ruta de los Borja permitirá al visitante conocer más de 400 años de historia y cinco localidades bien señaladas: Gandia, Canals, Xàtiva, Simat y Valencia. A través de los lugares más señalados nos haremos una idea fidedigna de la importancia de esta familia para el devenir histórico de la Comunidad Valenciana. Nuestra ruta empezará en Gandia, donde visitaremos la antigua Universidad, creada por el IV duque, Francisco de Borja. Junto al edificio, cinco esculturas representando a los papas Calixto III y Alejandro VI, a César y Lucrecia Borja y a San Francisco de Borja. Seguimos por la Colegiata de Santa María y la llamada Puerta de los Apóstoles. Como no, el punto fuerte de nuestra visita será el Palacio Ducal de Gandia, residencia de los Borja y donde aún se conservan pertenencias, escritos y un excelso legado artístico. Declarado Bien de Interés Cultural en el año 1964, el Palacio se encuentra en perfecto estado de conservación. El hospital de Sant Marc, el convento de Santa Clara y l’Alqueria del Duc son otros de los emplazamientos que no podemos perdernos.

La localidad de Canals ocupa un lugar importante dentro de nuestra ruta porque, según cuenta la tradición, Alfonso de Borja (quien se convertiría posteriormente en el Papa Calixto III), nació en la llamada Torre de Canals. Justo enfrente encontraremos el Oratorio de los Borja, que conserva una tabla medieval de gran valor artístico. La ciudad de Xativa alberga las tumbas de varios miembros de la familia Borja, enterrados en la colegiata, donde también podemos encontrar un retablo del cardenal Alfonso de Borja y un cáliz de plata grabado con el nombre de Calixto III. Por otro lado, Rodrigo de Borja (futuro papa Alejandro VI) nació en la localidad, siendo bautizado en la Iglesia de San Pedro en 1431. La ermita de Santa Ana, el palacio de l’Ardiaca, el museo del Almodin, el convento de San Francisco y, como no, el Castillo de Xàtiva son otros de los lugares de gran interés.

Otro de los puntos clave es Simat, pues en la localidad encontramos el maravilloso monasterio de Santa María de la Valldigna, donde Rodrigo de Borja y su hijo César llegarían a ser abades. Junto a las cuatro localidades de las que acabamos de hablar, no podiamos dejar de lado la ciudad de Valencia. No en vano, el Palacio de los Borja, mandado a construir por el primer duque de Gandia e hijo de Alejandro VI, Pedro Luis de Borja, es actualmente la sede de las Cortes Valencianas. La Catedral es otro ejemplo del importante legado de esta familia, pues fue precisamente Alfonso de Borja quien mandó construir la Capilla de San Pedro.

Una familia de una gran influencia y cuya leyenda,  a día de hoy, sigue atrayendo a curiosos e interesados en la historia. Qué mejor manera para empezar a conocer los secretos de los Borja que siguiendo sus huellas por los enclaves más importantes de la provincia valenciana.

Más información / Gandía.org

Foto / Ayeona