Blog

Chopos

Disfruta de las Fiestas de la Trinididad y la plantación del Chopo en Casas Altas

Con la supresión del servicio militar obligatorio, la famosa mili, muchos pueblos perdieron poco a poco las tradiciones que acompañaban a los jóvenes a los que les tocaba prestar el servicio militar. Este no es el caso de Casas Altas, en el Rincón de Ademuz, que ha mantenido la Fiesta de la Santísima Trinidad y la plantación del chopo, su acto más importante, que se celebra el próximo fin de semana.

Del 13 al 16 de junio, muchas de las familias de Casas Altas que en su día emigraron a Valencia, Barcelona u otras ciudades, volverán al pueblo para celebrar una fiesta que tendrá en el sábado 14 su día grande. El sábado a mediodía, los vecinos comen las típicas gachas, a las que acompañan con productos del cerdo, hasta que a primera hora de la tarde voltean las campanas. Es la señal de inicio de la plantada del chopo.

Pero antes de plantarlo, hay que elegir un chopo. No vale un árbol cualquiera, sino que se elige el chopo más alto y hermoso que se encuentre a orillas del Turia. Una vez elegido el árbol, llega el momento de talarlo, limpiarlo arrancándole las ramas y trasladarlo a hombros desde el lugar en el que se encontraba a la plaza del pueblo, donde pasará los próximos meses.

Mientras todo esto sucede, las mujeres y los más mayores de Casas Altas se concentran frente al campanario, desde donde un grupo de jóvenes ayudará a levantar el chopo enrollando sogas al árbol. Entonces, empezará a correr el vino, y más de uno se animará a utilizar las tijeras, el nombre que reciben los troncos que se cruzan junto al chopo para que este se quede plantado en la plaza.

Hasta el 14 de agosto, víspera de la Asunción de la Virgen (las fiestas veraniegas de Casas Altas) el chopo seguirá en pie. Cuando llegue la noche, el chopo se derribará. Además de la tirada del chopo, en las fiestas de verano también hay verbenas, actuaciones folkloricas y competiciones lúdicas y deportivas como el refrescante descenso del Turia desde Ademuz a Casas Altas.

Poco se sabe de la tradición de la plantada del chopo en Casas Altas, común en muchos puntos del Mediterráneo. Ni siquiera su origen, ya que los primeros referentes son previos a 1845, cuando se separó de Ademuz; y la reducción de los quintos tras la supresión de la mili hace que sea necesaria la participación de todos los vecinos para cumplir con este ritual de iniciación.

Más información: Ayuntamiento de Casas Altas

Foto: romanboed