Blog

Babel

Conoce el espacio de arte medioambiental de Carrícola

Apenas 100 habitantes viven en Carrícola, aunque en realidad son muchos más quienes forman este municipio montañoso situado en la comarca de la Vall d’Albaida, ya que con la llegada del buen tiempo el pueblo se llena de vecinos que año tras año repiten para disfrutar de la tranquilidad que aquí se respira. Nada más llegar ya vemos que este pueblo es diferente, pues a la entrada hay una gran valla que imita el estilo de Coca-Cola aunque, en lugar de leer la marca lo que leemos es ‘Carri-Cola’ y su propio eslógan: ‘la xispa de la Vall’.

Cartel Carricola

Rápidamente adivinamos lo que hace única a esta pequeña localidad, porque allí donde vamos vemos naturaleza y espacios habilitados para disfrutar de ella al máximo. Por eso, el espacio de arte de Carrícola no podía ser un edificio cerrado con paredes y techo. Y es que no es un museo convencional como estamos acostumbrados. En primer lugar, para venir a visitarlo nos tenemos que poner un calzado de montaña y ropa muy cómoda. ¡Ahora ya estamos listos para dirigirnos a la montaña y salir de caminata! Así es como se disfruta de este espacio de arte en el que las obras se integran totalmente con la naturaleza del entorno. A nuestro paso saldrán pinturas murales sobre las rocas, esculturas, incluso hay superposiciones visuales que buscan la participación del caminante. Unas nubes en el cielo, una figura femenina hecha de hojas de higo, un ciprés, una catarata que baja las escaleras, una pequeña torre de babel de colores, unas burbujas transparentes sobre un chopo que forman un peculiar chupa-chups (‘Xop-a-xup’) o una bellota gigante son algunas de las obras de arte que nos sorprenderán en Carrícola. Una vez de vuelta al núcleo urbano aún seguimos encontrando esculturas, como unos gatos en lo alto de un tejado, una salamandra en la pared de una casa, o unos caracoles en la fuente de la plaza del pueblo.

Entorn Carricola

Este espacio de arte en plena naturaleza cobra más sentido cuando sabemos que Carrícola es sinónimo de economía sostenible y agricultura ecológica, algo que se nota y mucho en el estilo de vida pausado de sus habitantes y en una comida de lo más rica. Si quieres conocer mejor este destino de turismo activo y su entorno puedes alojarte en una casa rural rehabilitada con todo lujo de detalles o en el Hostal Carrícola.

Para más información puedes visitar la página web del Ayuntamiento.

Fotos / Web de Carrícola