Blog

Balneario

Bienestar para todos los públicos: Balnearios, spas e hidroterapia

La provincia de Valencia ofrece a sus visitantes todo tipo de actividades y paisajes. Para todo aquel que esté pensando en una escapada de relax, seguramente la mejor opción sea pasar unos días en un balneario perdido en medio de la montaña o disfrutar de todos los ejercicios relajantes que los spas ofrecen.

Todo depende del tiempo del que se disponga. Cuando solo podamos tomarnos una tarde libre, o incluso un día entero, los spas – situados muchas veces dentro de las ciudades – nos ofrecen programas de todos los tipos para conseguir el relax que estamos buscando. Desde masajes hasta tratamientos de belleza, pasando por circuitos de spa, en estos centros encontramos una extensa programación para conseguir sentirnos mejor y liberarnos del estrés. Dentro de estas rutinas de relajación descubrimos la hidroterapia. Se trata de un tratamiento que utiliza el agua como agente terapéutico a cualquier temperatura. Principalmente se utiliza como prevención y tratamiento de enfermedades y lesiones, aunque podremos recurrir a ella simplemente para conseguir el bienestar que buscamos.

Las ventajas de esta técnica se deben a que la utilización de chorros de agua a diferentes presiones y temperaturas incrementa el retorno venoso, produciendo un efecto relajante. Estos masajes incrementan igualmente la temperatura del cuerpo y se convierten en una disciplina muy completa que tiene unos resultados fantásticos.  Además, los spas urbanos ofrecen multitud de actividades más para que nunca te aburras.

Sin embargo, si de verdad podemos tomarnos unos días libres y salir de nuestro entorno habitual, lo más recomendable es alojarse en un balneario que consiga sumergirnos en un ambiente de relax las 24 horas del día.

Un ejemplo dentro de la provincia de Valencia es el Balneario de Chulilla, ubicado en un lugar inmejorable como es el entorno del Río Turia. La belleza del paisaje es un punto extra para ayudarnos  a conseguir un grado aún mayor de relajación. Se trata de un balneario perfectamente preparado. Además de las clásicas actividades como masajes, baños de todo tipo, peelings y terapias, el Balneario de Chulilla nos ofrece una piscina natural con aguas que proceden directamente del manantial, así como unas magníficas instalaciones interiores. Todo ello acompañado del mejor equipo de profesionales, dispuestos a hacer de nuestra estancia un tiempo de lo más agradable.

Ubicado también en la provincia de Valencia encontramos el Balneario de Cofrentes. Este espacio nos ofrece todo lo que podríamos desear de un balneario, atendiendo a cada una de nuestras necesidades. Como servicio extra contaremos con el programa especial “Balneario&Bike”, donde el cliente podrá disfrutar de unas estupendas rutas alrededor de las montañas que rodean el edificio junto con una sesión relajante de masajes y aguas termales. Una apuesta de turismo diferente y una manera de disfrutar de los encantos naturales de la provincia de Valencia.

Además, en la provincia de Valencia, contamos con otros dos balnearios: el de Verche (en Calles – La Serranía) y el de Fuentepodrida (en Requena).

Foto / Walt Stoneburner