Blog

Mochila ruta

10 rutas para conocer Valencia

Una de las mejores formas de conocer un lugar es recorriendo sus paisajes, empapándose de sus pueblos y costumbres. Por eso, hoy os proponemos 10 rutas para conocer mejor la provincia de Valencia. No se trata de rutas por municipios al uso, sino de excursiones que se pueden hacer en uno o varios días por las diferentes localidades valencianas. ¿Te apuntas?

1. De la playa de Valencia a los arrozales de la Ribera

Empezamos con una ruta que nos lleva desde Valencia a Sueca, siguiendo la costa. Una vez hemos visitado la capital del Turia ponemos marcha hacia el sur, donde nos podemos dejar perder en el bosque de pinos de la Devesa del Saler. En esta zona próxima a l’Albufera nos encontraremos con algunas de las mejores playas de Valencia: Pinedo, l’Arbre del Gos, El Saler, la Garrofera y la Devesa. Se trata de unas playas donde la restinga separa el agua salada del Mediterráneo de la dulce de l’Albufera, además de estar rodeadas de dunas.

Paramos en l’Albufera para pasear en barca por el lago, y tras visitarlo seguimos nuestro camino rumbo a Cullera. Habremos dejado atrás las playas de Sueca y llegaremos a Cullera, donde nos cruzaremos con las dunas del Dosser, muchas de ellas con tramos sin urbanizar y nudistas. Acabamos el recorrido en Sueca, no sin cruzar antes los campos de arroz que separan ambas localidades a la vez que disfrutamos de las vistas de l’Albufera que tenemos desde la Ermita dels Sants de la Pedra.

  • Por el camino descubrirás: Valencia, Pinedo, El Saler, El Palmar, El Perellonet, El Perelló, Mareny de Sant Llorenç, Mareny de les Palmeretes, Mareny de les Barraquetes, Cullera y Sueca.

Albufera al atardecer

2. El descenso del Turia entre bosques

Uno de los principales ríos de la provincia nos permite seguir su curso desde Ademuz, dejando atrás algunos de los lugares más desconocidos de nuestras montañas. En el camino visitaremos las pequeñas poblaciones surgidas junto a las aguas del Turia, los bosques del tramo alto del río, los embalses que hay río abajo como el de Benagéber… Un paisaje de una increíble belleza que nos permitirá relajarnos en los balnearios que encontraremos en nuestro camino.

  • Por el camino descubrirás: Castielfabib, Ademuz, Puebla de San Miguel, Aras de los Olmos, Alpuente, Titaguas, Tuéjar, Chelva, Calles, Domeño, Chulilla, Sot de Chera, Gestalgar, Bugarra, Pedralba y Llíria.

3. Ruta del siglo de oro de las letras valencianas

Ausiàs March, Joan Roís de Corella y Joanot Martorell fueron los tres grandes escritores valencianos del siglo XV, y sus familias vivieron en el Palau Ducal de Gandia, donde empieza nuestra ruta. Y sin movernos de la capital de La Safor, esta ruta también pasa por la Colegiata de Santa Maria y el convento de Santa Clara. Seguimos hasta Beniarjó, donde está la casa de Ausiàs March, y cuyos elementos más destacados son el aljibe subterráneo y el azud que construyó para regar sus campos.

Por su parte, en el monasterio de Sant Jeroni de Cotalba, en la vecina Alfauir, están enterrados las dos mujeres y el padre del escritor. La ruta acaba en Albaida, donde no podemos perdernos el Palau dels Milà i Aragó, una de las familias más importantes del siglo XV valenciano, ni tampoco la iglesia arcipestral.

  • Por el camino descubrirás: Gandia, Beniarjó, Alfauir, Albaida.

4. Buñol-Xàtiva

¿Quién dijo que en Valencia no había dinosaurios? En el último tramo de esta ruta por el interior de la provincia nos encontramos con el Macizo del Caroig, donde hay pinturas rupestres de la Prehistoria, declaradas Patrimonio de la Humanidad, así como huellas y restos de dinosaurios. Mucho antes de llegar a Xàtiva, todavía en la Hoya de Buñol, pasaremos por campos de secano, con vides, olivos, algarrobos y almendros como protagonistas.

Sus tranquilos pueblos se integran con el paisaje y, tras superar el Júcar, nos encontramos con un tramo salvaje entre Millares y Bicorp en el que dejaremos atrás barrancos, acantilados, cerros y muelas. Antes de llegar al Caroig seguro que nos sorprende la inmensa muela de Cortes de Pallàs.

  • Por el camino descubrirás: Buñol, Alborache, Macastre, Dos Aguas, Millares, Bicorp, Quesa, Navarrés, Bolbaite, Chella, Anna, Enguera, Montesa, Canals y Xàtiva.

5. Hoces del Cabriel y el Xúquer

Es cierto que la Plana de Requena-Utiel recibe este nombre porque se trata de una comarca muy llana, lo que ha permitido un importante desarrollo de la cultura de la vid. Sin embargo, hay un punto donde esta llanura desaparece. Estamos hablando, como no, de las Hoces del Cabriel, unos meandros de aguas transparentes que se abren paso rodeadas de las hoces: unos espectaculares cuchillos formados por el río.

El Cabriel desemboca en el Xúquer, ya en el Valle de Ayora. Pero en lugar de seguir río abajo, lo remontaremos por los desfiladeros, junto a los no menos impresionantes acantilados verticales. En nuestro camino hacia Ayora pasaremos por campos de secano, aulas de naturaleza, cuevas o yacimientos arqueológicos.

  • Por el camino descubrirás: Requena, Utiel, Caudete de las Fuentes, Villargordo del Cabriel, Venta del Moro, Cofrentes, Jalance, Jarafuel y Zarra.

6. Ruta del Vino Utiel-Requena

Como decíamos antes, la orografía de la comarca de Requena-Utiel ha dado pie a una gran actividad vinícola que tiene en la DO Utiel-Requena su mejor exponente. La gran ventaja de la Ruta del Vino de Utiel-Requena es que puede convertirse en una escapada romántica con nuestra pareja, en unos días de desconexión con nuestros amigos o en un fin de semana de adrenalina si combinamos las visitas a sus municipios y bodegas con los deportes de aventura que podemos practicar en la comarca.

Copas de vino

Podemos encontrar lo que la Ruta del Vino llama ‘ecopacks’, que incluye visitas a las bodegas, catas de vinos, comidas de maridaje, visitas al patrimonio histórico de la zona… Nosotros os recomendamos que no os perdáis ni el centro histórico de Requena ni el de Utiel, además de Los Villares, el poblado del siglo VII a.C. en Caudete de las Fuentes donde se encuentran los orígenes del vino de la comarca.

  • Por el camino descubrirás: Sinarcas, Camporrobles, Fuenterrobles, Villargordo del Cabriel, Venta del Moro, Caudete de las Fuentes, Utiel, Requena, Siete Aguas y Chera.

7. La ruta de los Ojos Negros

Desde las minas de los Ojos Negros en Teruel hasta el Puerto de Sagunto, o lo que es lo mismo, los 170 kilómetros que recorría el tren que transportaba el hierro que se extraía en la mina hasta la costa, donde se desarrolló una de las industrias siderúrgicas más importantes de España. La ruta arranca en la localidad castellonense de Barracas, y desde Algar de Palancia entra en la provincia de Valencia, siguiendo el curso del Palancia hasta Sagunto, rodeados de bosques con la Calderona a un lado. Se espera que pronto se prolongue hasta Valencia.

  • Por el camino descubrirás: Algar de Palancia, Alfara de Algimia, Algimia de Alfara, Torres Torres, Estivella, Albalat dels Tarongers, Gilet, Petrés y Sagunto.

8. Camino del Cid

Jaume I fue el artífice de la Reconquista, pero unos años antes el Cid Campeador ya había conquistado una Valencia que volvió a caer en manos musulmanas. De norte a sur podemos seguir los pasos del caballero castellano en dos itinerarios. El primero, “La conquista de Valencia”, nos lleva desde Algar de Palancia hasta Sagunto y Valencia, siguiendo el recorrido de la vía augusta y dejando atrás bosques, huerta y playas para llegar a la capital del Turia.

Cid Campeador

El segundo itinerario, conocido como “La defensa del sur” nos lleva desde Valencia a Bocairent, aunque el camino sigue ya en tierras alicantinas hasta perderse la influencia de Rodrigo Díaz de Vivar. En el camino recorremos una de las vías defensivas más importantes de la Edad Media, pasando por ciudades como Xàtiva, que aparece en el ‘Cantar del mío Cid’.

  • Por el camino descubrirás: Algimia de Alfara, Torres Torres, Quart de les Valls, Quartell, Benavites, Sagunto, Puzol, El Puig, Massalfassar, Albuixec, Meliana, Alboraya, Valencia; Sedaví, Silla, Almussafes, Benifaió, Algemesí, Alzira, Carcaixent, La Pobla Llarga, Manuel, Bellús, Guadasequies, Benisuera, Montaverner, Ontinyent y Bocairent.

9. Camino de Santiago de Levante

Unos 863 kilómetros separan Valencia de Santiago, una distancia que no impide que una variante del Camino de Santiago parta de la capital del Turia. Se trata del Camino de Levante, el cual cuenta con cuatro etapas íntegras en la provincia de Valencia y otra que une las tierras valencianas con Almansa.

La primera etapa va desde la Capital del Túria hasta Algemesí, compuesta de 34’3 kilómetros en los que dejaremos atrás los arrozales de l’Albufera. La segunda, de 27’2 Km, nos llevará a Xàtiva. A partir de aquí ya no abandonaremos la comarca de La Costera porque la tercera etapa es desde Xátiva hasta Moixent, con 26’8 kilómetros; mientras que la cuarta etapa, que complementa el tramo exclusivamente dentro de la provincia, va desde Moixent hacía la Font de la Figuera. La siguiente etapa nos lleva ya a Castilla-la Mancha tras cubrir 105 kilómetros por suelo valenciano. A partir de aquí Santiago estará más cerca.

  • Por el camino descubrirás: Valencia, Alfafar, Benetússer, Massanassa, Catarroja, Silla, Almussafes, Benifaió, Algemessí, Alzira, Carcaixent, la Pobla Llarga, Xàtiva, Canals, Vallada, Moixent y la Font de la Figuera.

10. Los refugios de la Guerra Civil

Acabamos con una ruta diferente a todas las que hemos visto: una ruta por los refugios de la Guerra Civil en Valencia que nos llevará a tres puntos completamente separados entre si: a Cullera, a El Puig y a La Pobla del Duc. Empezamos en Cullera, donde nos encontramos con un refugio que nunca llegó a utilizarse como tal. Ahora, la Galería I alberga una exposición fotográfica sobre la Cullera de la época y el funcionamiento de estos refugios; mientras que en la Galería II nos encontramos con exposiciones temporales de fotos o pinturas junto a la historia de la construcción del Mercado.

Por su parte, a solo 15 kilómetros de Valencia, en El Puig, encontramos los búnkers de la línea defensiva de Valencia que el Ejército Republicano construyó en 1938. Se trata de 26 kilómetros de galerías que llegan hasta Manises -las cuales tampoco se utilizaron- y de las cuales podemos recorrer las fortificaciones en la Montaña de la Patà de la localidad costera. Finalmente, organizada por el Ayuntamientos de La Pobla del Duc encontramos una ruta por dos refugios antiaéreos militares: uno en Casas Altas y otro en Alcublas. De hecho, este último municipio cuenta con la Ruta de los Molinos y los Refugios, cuyos 6’7 kilómetros se pueden recorrer a pie o en bici.

  • Por el camino descubrirás: Cullera, El Puig, Alcublas

Fotos: pixabayneusbordas – Langfia Aeyona – Lourdes Cardenal – Turol Jones