PARQUE NATURAL DE LA MARJAL PEGO-OLIVA

PARQUE NATURAL DE LA MARJAL PEGO-OLIVA

 Desde el Paleolítico Medio (hace 30.000 años), pasando por la Edad del Bronce Valenciano  (3.000 años), se han encontrado restos de asentamientos humanos, tanto en las montañas que rodean el marjal, como en la propia zona. También encontramos restos de caminos de la época romana, así como numerosas aportaciones de la época islámica  como norias, acequias, etc., llegando a la reconquista del lugar por los cristianos.
A mediados del siglo XIX se introduce el cultivo del arroz que perdura hasta 1970, cuando se abandona y se procede a una transformación del terreno promovida por el IRYDA.
Fue en 1994, cuando se declara el Marjal de Pego-Oliva Parque Natural, iniciándose así un proceso de conservación y protección de este espacio.
El Marjal de Pego-Oliva se encuentra en la zona con mayor índice pluviométrico de la Comunidad Valenciana. El agua procedente de la lluvia que se filtra en la tierra circula por los ríos subterráneos hasta llegar al acuífero, desde donde aflora a la superficie por los “ullals” formando ríos. Los “ullals” y las praderas sumergidas de macrófitos son los hábitats más importantes de este Parque Natural. La calidad de las aguas permite la vida de determinadas especies animales y vegetales muy exigentes ambientalmente como samaruc, espinoso, gambeta, myriophyllum, ceratophyllum y potamogeton.
El agua procedente de los ríos Bullent y Racons pasa a circular por la extensa red de acequias hasta los marjales, donde predominan los carrizales que rodean las aguas libres. Así, nos encontramos con una gran diversidad de aves (fumarel cariblanco, calamón, ánades, garzas y fochas, …) y de especies vegetales como las eneas y los lirios amarillos.
Los pastizales-juncales inundables constituyen otro hábitat representativo del Marjal de Pego-Oliva. Son unos terrenos más elevados que se inundan después de periodos de intensas lluvias. Son el lugar preferido de las especies limícolas y de los ánades para la nidificación.

Por último, señalar el hábitat que forman las montañas que hay dentro del parque natural. Además de ser la zona de recarga del acuífero, es un espacio de gran biodiversidad que alberga una excelente representación de la fauna y vegetación de la baja montaña mediterránea. Destacan los ecotonos, las zonas de transición entre la montaña y el humedal. Espacios en los que conviven e interactuan especies procedentes de ambos hábitats.

Más información


Oficina de turismo

Oficina del Parque Natural / C/ Llavador, nº 5 03780 Pego Tels.: 96 - 640.02.51 - 679.19.52.27 Fax.: 96 – 6422511 e-mail: parque_pegooliva@gva.es

Cómo llegar

El acceso al Parque Natural se realiza desde la N-332. La carretera que va de Oliva a Pego bordea el Parque por el norte, mientras que la que une Vergel y Pego constituye el límite sur del paraje. En la misma hay un carril para la circulación de bicicletas y varias áreas de descanso. También hay una carretera que atraviesa este paraje natural.
Al Parque se puede llegar con los autobuses que salen desde Gandía y pasan por Oliva, y también con los que tienen la salida en Dénia y atraviesan El Verger.