Blog

piscina

Beneficios de la playa y la piscina

¿Ya habéis ido a la playa y a la piscina este verano? Seguro que si, y si no lo habéis hecho, ¿a qué esperáis? En más de una ocasión os hemos hablado de las magníficas playas que tenemos en la provincia de Valencia, y de piscinas naturales como el Pou Clar de Ontinyent, el Corbinet en Cortes de Pallás o El Azud en Tuéjar; pero hoy os contaremos los beneficios que tiene para la salud ir a la playa o la piscina.

La playa

Un baño en el mar, además de refrescarnos, nos permitirá disfrutar de una serie de beneficios para nuestro cuerpo debido a la composición química del agua marina. Por ejemplo, las olas y corrientes hacen que tengamos que hacer un esfuerzo permanente para mantener el equilibrio, por lo que además de hacer ejercicio físico de forma constante fortaleceremos nuestros músculos y articulaciones.

El agua del mar también ayudará a hidratar la piel y las mucosas respiratorias, que además se depuran, sobretodo en las fosas nasales y la nasofaringe. Si sois más de pasear por la arena que de bañaros debéis saber que esto también tiene beneficios, ya que fortaleceremos los músculos y tendones de los pies, mejora nuestro ritmo cardiaco y capacidad pulmonar y nos produce una sensación de bienestar que beneficia el sueño.

La piscina

La playa solo es para el verano, pero durante todo el año podemos aprovechar las piscinas municipales o los spa en la provincia de Valencia. Nadar es una de las actividades físicas más completas y beneficiosas para nuestro cuerpo ya que trabajan prácticamente todos los músculos del cuerpo, además de ayudarnos a mejorar nuestra coordinación motora y los sistemas circulatorio y respiratorio.

Aunque hasta hace poco la única actividad que se hacía en el agua era la natación, cada vez podemos hacer en la piscina más ejercicios que repercutirán de forma positiva en nuestro cuerpo. Uno de los más populares es el aquagim o gimnasia en al agua, que también tiene propiedades rehabilitadoras; pero también podemos hacer estiramientos para mejorar la flexibilidad o ejercicios de tonificación de algunos músculos.

Precauciones

Como toda actividad al aire libre, ir a la playa o a la piscina va acompañado de una serie de precauciones, especialmente las relacionadas con el sol. Por ejemplo, hay que evitar tomar el sol en las horas centrales del día (de 11-12 a 16 o 17 horas), utilizar gafas de sol adecuadas en las actividades al aire libre, ponernos protector solar cada dos horas y unos 15 minutos antes de exponernos al sol o protegernos con gorras y sombreros.

Más información: Debra

Foto: El Gatinvisible