L’ANGELET DE LA CORDA ALFARRASÍ

De buena mañana las campanas d’Alfarrasí anuncian la procesión. Cuando las imágenes de la Virgen y el Resucitado se encuentran en la plaza, un ángel de ropas blancas, representado por una niña de cuatro años, aparece por un balcón y empieza su vuelo. Sostenida por una nubecilla de día claro atada a un artilugio compuesto por cuerdas y polea, avanza hacia la figura mariana y, cuando se sitúa encima, estira los brazos para desprenderle el velo negro y retornarle de esta manera la alegría a su rostro. Un acto breve pero muy emotivo.

Place

ALFARRASÍ – DOMINGO DE RESURRECCIÓN