Blog

Cullera Playa

Disfruta de las Fiestas Patronales de la Mare de Deu del Castell en Cullera

Este domingo llegan a su fin las Fiestas de la Mare de Déu del Castell de Cullera, así que si no sabemos qué hacer este largo puente podemos acercarnos hasta esta ciudad de la Ribera Baixa y disfrutar de las fiestas y, por qué no, de sus playas. El tiempo acompaña y las playas de Cullera se preparan para acoger a los bañistas.

La Fiestas de Cullera, de Interés Turístico Autonómico, son una prolongación de la Semana Santa, ya que comienzan el sábado posterior a la Pascua y se alargan durante nueve días, hasta el siguiente domingo. Como todos los años, todo comenzó la noche del sábado con la bajada de la imagen de la Virgen desde la ermita del castillo hasta la iglesia de los Santos Juanes en una procesión nocturna. Cuando la imagen llega al Mercado, se dispara un gran castillo de fuegos artificiales para darle la bienvenida a la localidad.

Tras esta recepción, en el amanecer del lunes de San Vicente, se celebra el Rosario de la Aurora del Arrabal. La Virgen se pasea por las calles de Cullera mientras se disparan nuevos fuegos artificiales. Pero la actividad no para aquí, ya que la Virgen vuelve a salir por la noche en Procesión por el casco antiguo de la ciudad.

Conciertos y actuaciones musicales, con el Certamen Nacional de Bandas de Música Civil “Ciudad de Cullera”, la Cabalgata de Disfraces, procesiones, las vaquillas o el bou embolat serán los protagonistas, junto a otros actos culturales, hasta que cn el fin de semana llegue el plato fuerte de las fiestas.

En la madrugada del domingo se celebra la llamada “Noche de la Aurora”, el momento más emotivo y representativo de la fiesta para todos los cullerenses. En la Noche de la Aurora marineros y pescadores trasladan desde la iglesia de los Santos Juanes hasta la playa de San Antonio a la virgen. Una vez en la playa, la pasean a hombros por la orilla del mar, acompañados por el rezo del Rosario.

La cosa no acaba aquí, ya que mar adentro, frente a la playa, están las barcas, fondeadas y engalanadas para la ocasión con luces de colores. Desde dichas embarcaciones se disparan salvas para recibir a la Virgen, paso previo a la Misa de Campaña y al castillo de fuegos artificiales acuático que sirve para finalizar la procesión. Antes de dar por cerradas las fiestas, el mismo domingo una procesión sirve para subir a la Virgen del Castillo al Santuario que abandonó el sábado posterior a la Pascua.

Vía: Cullera Turismo

Foto / Míriiaam